Trabajo técnico (y físico) (9) - Parar con pie-mano a media altura

Sigamos usando las extremidades inferiores, en vez de para caer, para ir arriba. La otra técnica avanzada que tenemos es subir las piernas. Que pueda subir la pierna no quiere decir que tenga que subirla siempre, es una herramienta más. Ni que tenga que demostrar en cada acción lo alta que la subo. Con que nos sirva para parar el balón es suficiente. La pierna no se sube recta como si no tuvieras articulación en la rodilla. Se sube primero muslamen y después pernil, así llegamos más y más lejos. Intentamos acompañar con brazo del mismo lado, aunque no pasa nada por que estén a distintas alturas (puede que con la pierna no llegue tan alto como quiero, o que no tenga clara la zona a la que va a ir el balón). Recordar, el objetivo es parar el balón, no un gesto para la foto. ¿Y el otro brazo? A este brazo lo llamaremos "brazo del corto", dando el significado de corto al lanzamiento cruzado. Actuaremos con pie y mano hacia la supuesta zona de lanzamiento, y con el brazo del corto (y el resto del cuerpo), cubrimos lanzamientos cruzados, por encima de la cabeza (incluso hacia ella) o vaselinas. Evitemos bajar los dos brazos, por nuestra salud cerebral, por favor. Del mismo modo que llevamos hablando desde casi el comienzo, interesante mover el cuerpo (un poco al menos) cuando actuemos con piernas.

¿Y cómo trabajo parar con pie-mano a media altura?

Volvemos a las repeticiones, repeticiones y repeticiones que nos persiguen en toda la técnica. Podemos hacer repeticiones de subir la pierna lateralmente (encogida o en dos tiempos) de pie sobre el suelo, con el pie que subimos sobre una altura (un banco sueco, un step, etc.), subidos a un banco sueco, etc. Podemos incluir subir la pierna en el trabajo de coordinación, como en la escalera. Podemos hacerlo tumbados boca abajo con los más pequeños (para que suban lateral, no frontalmente). Como queramos, pero siempre recordando la técnica correcta. Brazo del corto, y el otro brazo acompaña a la pierna. Un gesto técnico que suele motivar mucho a los porteros es amagar que vas a levantar una pierna, y cuando esté levantada del suelo, bajarla rápidamente y subir la contraria. Si introducimos este gesto tras una serie de desplazamientos, no oiréis quejas (o no deberíais). En pista, podemos trabajarlo sobre todo con las dos zonas de lanzamiento (sólo valen lanzamientos en proximidad a media altura). Siempre recordando la técnica correcta.

No hay comentarios: