Trabajo técnico (y físico) (6) - Lanzamientos cercanos al cuerpo

Hasta aquí hemos visto la técnica más básica, que no quiere decir que un portero alevín la tenga que dominar, pero sí que le suene. Hemos visto cómo llegar a la escuadra ante un lanzamiento desde nueve metros, cogiendo el balón con dos manos (midiendo dos metros, si eres alevín será gol, que la portería está muy alta). Pero ¿qué hacemos cuando el lanzamiento es muy cerrado? Que si me impulso mucho son todo goles por debajo de las piernas, que me salgo de la portería, ¡qué puedo hacer! En infantiles vamos a empezar a trabajar con la técnica para parar ante lanzamientos cerrados, que seguro tiene un nombre técnico, pero que la llamaremos coloquialmente "salmonete". Partiendo de posición de base, impulso ligeramente con la pierna de impulso para juntarla con la otra en el punto exacto donde llegue el balón al plano del gol (o eso intentamos, claro). El brazo de la pierna que impulsa se mantiene cubriendo "el corto" y con el otro intentamos parar cualquier balón que no detenga el resto del cuerpo.

Adicionalmente al salmonete, hay que trabajar la técnica ante lanzamientos cercanos al cuerpo. La idea es similar a lo anterior. Tenemos el brazo que cubre el corto, que siempre se mantiene arriba (partimos de una posición de base "desplegada", claro está) y con la pierna y brazo contrario actuamos. De momento no levantamos la pierna. Vamos moviendo ligeramente el cuerpo y paramos con una única mano. La pierna de la zona pararía lanzamientos abajo (el brazo acompaña por si el lanzamiento es a media altura).

¿Y cómo trabajo la técnica ante lanzamientos cerrados (cerca del cuerpo)?

En portería, bien podemos hacer lanzamientos dirigidos desde el extremo, o lanzamientos dirigidos desde el lateral (9 metros) con una portería más reducida. Podemos hacerlo usando los dos laterales, cuatro lanzamientos en cada uno de ellos. En el lateral de la pista, volvemos a repeticiones, repeticiones y repeticiones. Podemos usar una o dos espalderas para simular el ancho de una portería "reducida". Podemos utilizar alguna puerta de acceso al pabellón (si son reducidas). Podemos jugar a un mareo entre dos conos a uno o dos metros de distancia. La idea es realizar muchas repeticiones, y que los porteros utilicen todas las herramientas que tengan. Incluso podemos introducir los gestos en las rutinas físicas, como en la escalera en el suelo. 

No hay comentarios: