Trabajo técnico (y físico) (5) - Pases

Bueno, ya hemos conseguido parar el balón, lo hemos recuperado, está entre nuestras manos y ¿ahora qué? Volviendo a ese entrenador del que hablamos antes, recuerdo que tenía un portero (yo) que le ponía a prueba el corazón cada vez que soltaba el balón. ¿Cuántas veces daría un pase a los tobillos a cinco metros del jugador? Qué tiempos aquellos, ahora creo que le mataría de un infarto, que han pasado muchos años. Si no queréis que os pase lo mismo, trabajad los pases. Tanto los largos, como los cortos. Volvemos a tener una componente física a nivel de fuerza, si pretendemos que el portero haga pases de veinte metros. Recordar que tenemos que agarrar el balón (no vale empujarlo), subir el codo y mover el cuerpo para pases cortos. En los pases largos, suele ser interesante explorar la posibilidad de unos pasitos previos, abrir las piernas (para estabilizarnos), apoyar el peso sobre la delantera y soltar el balón en el momento que el cuerpo y brazo llegan a su punto exacto. Una locura, así que trabajándolo seriamente si queréis correr contra ataques directos. Ah, y no olvidéis que siempre mejor el pase hacia dentro del campo que hacia fuera. Y que el jugador no debe darse la vuelta para cogerlo, mejor un poco por delante suyo. Y que no debe agacharse, así que un poco por encima. Que lo quieren suavecito a las manos, los muy señoritos.

¿Y cómo trabajo los pases largos y cortos?

Dentro del trabajo en pista, podemos poner al portero de pasador (con alegría, no pasador mustio tipo cono), poner una tarea (si el ejercicio es de pocos lanzamientos) que, tras lanzamiento, busque un balón y se lo pase al compañero a medio campo (cuidado con los compañeros), etc. En el lateral, podemos incluir pases en alguna rutina. Por ejemplo, tras hacer escalera, más impulsos, más voltereta, más subir pierna encima de cono, salir y pasar el balón al compañero del comienzo del ejercicio (que llevará el balón la rutina entera). También podemos ponernos frente a la pared, a distintas distancias a intentar golpear un punto fijo (una grieta, un agujero, etc.). Siempre poniendo foco en la técnica.

No hay comentarios: