Trabajo técnico (y físico) (4) - Atrapar y recuperar el balón

Hacemos una parada para plantearnos una cuestión. ¿Qué preferís para hacer un viaje en avión? ¿Un vuelo directo o uno con más escalas que horas montando en un cacho de metal con alas? En mi caso lo tengo claro, prefiero un vuelo directo. Si vosotros también lo preferís, ¿por qué tenéis una posición de base con los brazos arriba, pasáis las manos a la altura del pecho (los menos malos, que los hay que pasan por la barriga) y luego ya vais a por el balón? ¡Hacéis más escalas para parar un balón arriba que el autobús de mi pueblo! Recordar que la técnica nos tiene que permitir optimizar los movimientos. Visitad vuestros cuerpos en otro momento e id lo más rápido que podáis a la zona de balón. Por este motivo, la posición de base ante lanzamientos exteriores debe ser mucho más encogida, para evitar esa primera fase de coger impulso de pecho.

Antes de continuar, un alegato hacia los porteros-abanico. ¿Qué es un portero abanico? Seguro que conocéis alguno. Esos porteros que van hacia la zona del balón correctamente con dos manos, y justo cuando el balón va a llegar a la altura de sus manos, ¡bajan los brazos! ¿Por qué? Quizá tenga que ver con aquello de atacar el balón, pero malentendido. Tengo que dejar el máximo posible de mi cuerpo el máximo tiempo posible para evitar que el balón entre en la portería. Si yo bajo los brazos (para golpear el balón, imagino), estoy limitando mucho el tiempo que tengo el máximo posible de mi cuerpo al servicio de evitar el gol. Trabajad en ese aspecto, aunque nos venga bien en verano ese tipo de porteros.

Además de conseguir detener el balón, el portero debe intentar recuperarlo cuanto antes. Lo que nos lleva al portero frontón, termino inventado hace muchos años por un entrenador que tuve. El portero frontón es aquel que rebota los balones. Evita que el balón pase de la portería, sí, pero se lo devuelve al lanzador. Que está bien compartir, pero no siempre. Tenemos que alterar el ADN del portero para que comprenda que cualquier balón que entre en el área, es nuestro. Y matamos por él (metafóricamente, por favor). Para ello tenemos que contar con la componente física (velocidad de reacción, agilidad, etc.) y con la componente técnica. ¿Qué podemos hacer a nivel técnico para recuperar el balón cuanto antes? Por un lado, tenemos la posición de base. Si yo tengo las manos peleadas entre sí (las palmas hacia el frente o incluso cada una hacia una grada), es imposible que yo coja el balón con dos manos. Si yo las tengo con forma de acogedora casita, estoy invitando a ese balón a venir a mis manitas (esto no está confirmado, pero es más sencillo cogerlo así). Por otro lado, tengo que "amortiguar" el balón. Si no consigo cogerlo (bien porque aún yendo a las manos no he podido, bien por que sólo he podido ir con un brazo), tengo que intentar que el balón quede en el área para poder recuperarlo. Para ello volvemos a la posición de las manos. Si tengo las palmas hacia los jugadores, el balón rebota. Si tengo las palmas hacia abajo y hacia dentro (la acogedora casita), el balón rebotará hacia el suelo y podré recogerlo. ¿Y si no va a las manos? Siempre que actúe con un brazo tengo que tenerlo ligeramente flexionado a nivel de articulaciones. El hombro ligeramente flexionado, el codo, la muñeca y los dedos. De este modo, prevengo lesiones y evito que el balón rebote. ¿Y si no lo puedo dejar en el área? Entonces lo echaremos fuera del campo, a ser posible por la línea de fondo. ¿Y si tampoco puedo? Bueno, mejor un portero frontón que un portero colador, ¿no?

¿Y cómo trabajo atrapar el balón?

El atrape del balón tiene mucho que ver con la intensidad. Si estoy dentro de la sesión, es sencillo que intente coger el balón. Si no, es imposible. En portería, podemos trabajarlo de dos modos. Bien con ejercicios donde se trabaje de manera primaria (por ejemplo, teniendo que recuperar un balón lo antes posible para sacar contra ataque) o de manera secundaria (recordarle al portero en cada lanzamiento que intente atrapar el balón, y que si lo devuelve al campo está dando otra opción de lanzamiento). En el lateral, se puede hacer trabajo de pase entre porteros incrementando la intensidad para que prueben las distintas opciones de recuperar el balón. 

¿Y cómo trabajo recuperar el balón? 

Si no soy capaz de atraparlo con dos manos, o dejarlo muy cerca del cuerpo, tengo que recuperarlo cuanto antes. Para ello es interesante hacer un trabajo de agilidad y desplazamientos rápidos. En porteria, básicamente seguimos con la idea anterior e introduciremos trabajos donde el portero después de parar tenga que recuperar cuanto antes el balón (u otro si ese ha ido demasiado lejos) y dar un pase (no necesariamente de contra ataque, puede ser al último de la fila). En el lateral, la idea pasa por todo tipo de ejercicios donde el portero tenga que moverse sin balón. Volteretas, pasar por debajo (o por encima, o rodearlas) de vallas, atravesar bancos suecos, subirse a espalderas, etc. Cuanto más "locos", seguramente haga que el portero se exija más y nosotros consigamos el resultado esperado. Si añadimos al final un par de lanzamientos para que prueben recursos avanzados, se parten el pecho en la parte previa.

No hay comentarios: