Trabajo táctico en porteros de balonmano (10) - Evolución del armado

Habíamos dicho que el armado nos ayuda a determinar dónde va el lanzamiento. Pero resulta que esto no es como empieza, si no como acaba. Tenemos que ser capaces de observar tanto donde empieza el armado, como la evolución del mismo. Pero tranquilos, igual que al portero le resulta complicado observarlo (y no te digo ya actuar en consecuencia) al lanzador también le cuesta cambiar ese armado. Con lo que tenemos tiempo para aprenderlo. Concretamente, lo que nos quede de vida deportiva. Este objetivo va de la mano del trabajo de intensidad. Si no tengo intensidad, podré aguantar hasta que vea la evolución completa del brazo, pero no llegaré al balón.

¿Y cómo trabajamos la evolución del armado?

Siguiendo con el hilo conductor de la parte práctica, podemos plantear ejercicios donde el lanzador empiece con un armado clásico, pero las dos zonas opuestas de lanzamiento le obliguen a rectificar o bajar el brazo. Habrá lanzadores que esto les salga sin ningún problema, y otros que no consigan evolucionar el armado. No pasa nada, el portero deberá aguantar igualmente hasta que vea el armado definitivo y actuar en consecuencia.

No hay comentarios: