Sesión 20171120 - Cadete y Juvenil Pista - Alternativa



1.- Una fila de laterales con balón. Un cono en uno de los lados del plano del portero ante el lateral, medio metro fuera del poste "virtual". Portero toca el cono y para a un sitio prefijado
(corto arriba, corto abajo, largo arriba, largo abajo).

Objetivos técnicos: Gestoformas básicas/avanzadas. Parar en plano.
Cambio -> Cada 15 lanzamientos.

2.- Lanzamientos desde 4/5 metros, con trayectoria, desde lateral. Situamos un cono en 4/5 metros en el extremo y otro en 4/5 metros en el lateral. Jugador parte del primer cono y lanza desde el segundo. Dos zonas de lanzamiento (derecha arriba - izquierda abajo)

Portero debe empezar desde el primer cono, e intentar colocarse frente al balón hasta el momento del lanzamiento. No actuar antes.

Objetivos técnicos: Gestoformas avanzadas. Parar en plano.
Objetivos tácticos: Colocación. Armado de brazo. Progreso del armado.
Cambio -> Cada 10/15 lanzamientos.

3.- Lanzamientos desde 4/5 metros, con trayectoria, desde central-lateral. Situamos un cono en 4/5 metros en el central y dos en 4/5 metros en los laterales. Jugador parte del primer cono y lanza desde uno de los otros dos. Dos zonas de lanzamiento (derecha arriba - izquierda abajo)

Portero debe empezar desde el primer cono, e intentar colocarse frente al balón hasta el momento del lanzamiento. No actuar antes.

Objetivos técnicos: Gestoformas avanzadas. Parar en plano.
Objetivos tácticos: Colocación. Armado de brazo. Progreso del armado.
Cambio -> Cada 10/15 lanzamientos.

4.- Lanzamientos desde 4/5 metros, con trayectoria, desde central-lateral. Situamos un cono en 4/5 metros en la línea de fondo y uno en 4/5 metros en el extremo. Jugador parte del primer cono y lanza desde uno de los otros dos. Dos zonas de lanzamiento (derecha arriba - izquierda abajo)

Portero debe empezar desde el primer cono, e intentar colocarse frente al balón hasta el momento del lanzamiento. No actuar antes.

Objetivos técnicos: Gestoformas avanzadas. Parar en plano.
Objetivos tácticos: Colocación. Armado de brazo. Progreso del armado.
Cambio -> Cada 10/15 lanzamientos.

Sesión 20171113 - Infantil en pista


1.- (Activación) Colocamos marcas en el suelo para los cinco puestos específicos, con los laterales y central más avanzados (lanzamientos en proximidad). Jugadores con balón en los cinco puestos específicos. Un cono en cada puesto, en 7 metros.

Lanzamientos a la zona del cuerpo, dos por cada puesto específico.
  • Zona manos
  • Zona pies 
Si hay pocos lanzadores, no cambian de lado (incluso se puede suprimir el central). Si no, en el sentido del ejercicio.

Objetivos técnicos: Posición de base. Técnica básica. Atrapar el balón.
Objetivos tácticos: Colocación frente a balón.
Cambio -> Pueden trabajar dos porteros a la vez. El segundo entra cuando el primero está en el central.

2.- (Calentamiento) Colocamos marcas en el suelo para los cinco puestos específicos, con los laterales y central más avanzados (lanzamientos en proximidad). Jugadores con balón en los cinco puestos específicos. Un cono en cada puesto, en 7 metros. 2 zonas de lanzamiento (arriba derecha - abajo izquierda)

1er año -> Lanzamiento en función de la trayectoria.
2º año -> Lanzamiento en función del último impulso.

Sesión 20171113 - Cadete/Juvenil en el lateral

1.- (3') Comentarios sobre la sesión anterior

  • Cadetes -> Colocación, Impulso vertical y armado de brazo.
  • Juveniles -> Impulso vertical, armado de brazo y progreso del armado.

2.- (3') Estiramientos con pequeños rebotes

3.- (10') (Sólo cadetes) Trabajo en espalderas. Desplazamientos.

  • Extremo, lateral (subo pierna a un lado, subo pierna al otro lado), extremo, lateral.
  • Extremo, lateral (salmonete al corto, subo pierna al largo), extremo, lateral.

Sólo actúo en el lateral tras extremo, no tras lateral. Si hay más de tres porteros, trabajan en parejas (cambio cada dos repeticiones).

Objetivos físicos: Intensidad, desplazamientos.
Objetivos técnicos: Gestos avanzados
Objetivos tácticos: Colocación frente balón (espalderas)

3.- (5') (Sólo juveniles) Subir piernas lateralmente -> Series de 10/15 segundos con el mismo tiempo de descanso.

  • Lateral encogida
  • Lateral en dos tiempos
  • Frontal

Objetivos físicos: Fuerza explosiva. Intensidad.
Objetivos técnicos: Gestos avanzados.

Trabajo técnico (y físico) (14) - Fuerza resistencia

Aprovechando el tirón de la wikipedia, la fuerza resistencia es la capacidad de mantener una fuerza a un nivel constante durante un determinado periodo de tiempo, o entrenamiento. ¿Os habéis en la carga física que tiene un portero durante un partido? En el caso que juguemos 60 minutos, nos pasamos 30' paseando sin proposito fijo (mientras atacamos). Otros 20' basculando a un nivel de intensidad flojo (mientras montan el ataque). Unos 7 minutos a una intensidad alta (cuando parece que ya van a lanzar). Y unos 3' a un nivel de intensidad altísimo (justo antes de que lancen, durante el lanzamiento y para recuperar el balón lo antes posible). Los tiempos son aproximados, claro está, pero nos sirve para hacernos una idea de cómo debemos distribuir el trabajo físico del portero. Es muy importante que el portero tenga una resistencia suficiente para aguantar trabajo durante una hora, a un ritmo no muy alto, con picos de mucha intensidad. Habitualmente, el trabajo del portero que realizamos es muy intenso durante mucho tiempo, con lo que el cuerpo desconecta y perdemos todo el rendimiento. Reflexionar sobre ello.

¿Y cómo trabajo la fuerza resistencia?



Trabajo técnico (y físico) (13) - Fuerza explosiva

La fuerza explosiva, o pliometría, es una manifestación de la fuerza que se basa en generar la mayor cantidad de fuerza posible en el menor tiempo sin perder la eficiencia (esto lo he sacado de la wikipedia, que era más cómodo.). Está muy vinculada a las acciones del portero, que suelen ser explosivas en muy corto espacio de tiempo (si la alargas, sólo necesitas fuerza para levantar el balón del suelo). No debemos confundirla con la velocidad de reacción, aunque vayan asociadas. Una cosa es el tiempo que necesitas para mandarle la orden a los músculos, y otra cosa es el tiempo que tarden esos músculos en mover el cuerpo hasta el balón. Es importante a la hora de trabajarlo no convertirlo en trabajo de resistencia. Tiene que ser trabajo corto a la máxima potencia posible. De ahí la importante del descanso entre series (y que sea respetado). También es interesante trabajarlo del modo más similar a los movimientos en portería que sea posible. Es decir, si quiero potenciar la fuerza explosiva del tren inferior para salir con más velocidad, puedo utilizar gomas en ejercicios de desplazamientos. Interesante que las acciones sean rápidas. De nada nos sirven si son despacio. No está mal, llegados a este punto, pedir colaboración a algún preparador físico específico, para evitar lesiones y sobrecargas.

¿Y cómo trabajo la fuerza explosiva?

Depende del material que tengamos. Podemos utilizar un balón medicinal a la hora de actuar. Podemos utilizar gomas a la hora de desplazarnos. Incluso podemos utilizar (con cuidado) mancuernas. Podemos potenciar el tren inferior con caida y saltos. Los ejercicios que queramos, pero con cabeza. Siempre pensando que necesitamos sesiones cortas, con descanso entre series. Y cuanto más enfocados a los gestos en portería, mejor. Por ejemplo, partiendo sentados con un balón medicinal en una silla (¿vosotros no paráis sentados en una silla?) recibimos lanzamientos suaves arriba (tenemos que levantarnos para pararlos, claro). O con una goma atada al cuerpo, salgo a 3 metros, vuelvo, salgo, etc.  

Trabajo técnico (y físico) (12) - Coordinación

También tenemos la coordinación, muy conocida como "me he tropezado con la línea" o "me caigo basculando". La coordinación es la habilidad que permite a las distintas partes del cuerpo trabajar todas en la misma dirección. La descoordinación es cuando una pierna va hacia un lado, y la otra hacia el contrario, con igual o superior fuerza. Muy importante trabajar coordinación en todas las sesiones físicas que se pueda, además de ser muy sencilla (e incluso divertida) de adaptar. ¡No dejemos que el portero sea descoordinado, que es una de las habilidades más divertidas de trabajar! A la hora de entrenarla, pensad que tenemos que coordinar los pies, las manos, incluso ambos mezclados. Los hay que hablan de la coordinación ojo-mano, que básicamente lo entiendo como la precisión a la hora de colocar la mano donde queremos. Como aquel maestro de karate que cogía moscas al vuelo con palillos chinos.

¿Y cómo trabajo la coordinación? 

No es necesario un trabajo específico en pista de coordinación, podemos centrarla al 100% en el lateral de la pista. Tenemos numerosos métodos y materiales que se pueden usar. Podemos ponernos frente a una pared a devolver con pies o manos balones. Podemos hacer juegos en parejas con frisbees y volantes de badminton. En parejas podemos poner un banco sueco de red y trabajar con los materiales más raros del fondo del armario (pelotas de playa, indiakas, etc). Podemos aprender a hacer malabares sencillos, ejercicios de lanzar balones al aire (con o sin compañero). Mezclar globos con lanzamientos. Lo que queráis. Cuanto más loco el ejercicio, seguramente motive más a los porteros.

Trabajo técnico (y físico) (11) - Velocidad de reacción

Al margen de las habilidades relacionadas directamente con la técnica (o metidas con calzador, es igual), tenemos otras que también hay que trabajar y que podemos considerar transversales a todas. El primer concepto que nos puede venir a la cabeza es la velocidad de reacción. Podemos definirla como el tiempo que transcurre desde que observamos el estímulo hasta que el cuerpo reacciona (también como "las veo, pero llego siempre tarde"). Por supuesto, está muy relacionado con la famosa intensidad, y la forma física general (los ojos pueden ir rápido al balón, pero las piernas a lo mejor les cuesta un poco más). 

¿Y cómo trabajo la velocidad de reacción? 

Aquí nos vienen rápidamente dos ejercicios a la cabeza, uno en pista y otro frente a una pared. El primero, con el portero de espaldas y a la orden, se gira y recibe un lanzamiento. El segundo, con el portero mirando a la pared y el entrenador detrás lanzando balones que el portero tiene que parar tras rebotar. ¿A qué sí? Seguro que se nos puede ocurrir algún otro.

Sesión 20171106 - Cadete-Juvenil en pista


1.- (4') (Activación) Dos filas de jugadores con balón en 9 metros (zona entre extremo y lateral). Un portero en cada lado. Si hay pocos jugadores, puede hacerse sólo en una zona.

Portero parte del palo, sale (más o menos dos metros) y lanzamientos suave (pero firmes) desde 7 metros:
  • Zona de brazos (no a manos) -> Atrapar el balón.
  • Zona de pies -> Girar y apoyar pié, seguir balón con la mirada.

Portero vuelve siempre a tocar el palo. Importante esperar a que el portero vuelva a zona delante de jugadores. Más importante, que el portero vuelva lo antes posible a zona delante de jugadores.

Objetivos técnicos: Posición de base. Técnica básica. Atrapar el balón.
Objetivos tácticos: Colocación frente a balón.
Cambio -> Pueden trabajar dos porteros a la vez. Cambio de zona cada pocos lanzamientos (entre 6 y 10).

2.- (6') Una fila de laterales con balón. Un pivote en zona lateral sin balón. Dos donuts en el suelo, cada uno a dos metros del pivote. Dos zonas de lanzamiento (Izquierda arriba - Derecha abajo).

Sesión 20171106 - Infantil en lateral



1.- (3') Comentarios sobre la sesion anterior e importancia del trabajo físico.

  • Táctica -> Colocación (salir ante proximidad), Trayectoria y Orientación cuerpo
  • Técnica -> Gestoformas básicas (abajo en proximidad), Pos. Base (atrapar)
2.- (3') Estiramientos con pequeños rebotes

3.- (10') En espalderas:
  • Subidos al primer escalón, me dejo caer hacia atrás y vuelvo (biceps). El ritmo más lento posible (3 series de 10 repeticiones)
  • Un pie en el tercer escalón, subo y bajo despacio. 5 con cada pierna, 3 series.
  • Desplazamientos con tres espalderas (3 metros). Empiezo en extremo derecho, voy a lateral izquierdo, lateral derecho y extremo izquierdo.
Objetivos físicos: Intensidad, desplazamientos.


Sesión 20171030 - Cadete/Juvenil en el lateral


1.- (3') Comentarios de la semana anterior en pista

Cadete
  • Táctica -> Colocación (infantil), Último impulso, Armado brazo
  • Técnica -> Gestoformas avanzadas, Variedad recursos, Vaselinas, roscas
Juvenil
  • Táctica -> Agarre del balón, Último impulso (cadete), Progreso del armado
  • Técnica -> Gestoformas avanzadas, Variedad recursos, Vaselinas, roscas  
2.- (3') Estiramientos con pequeños rebotes

3.- (5') Subir piernas lateralmente -> Series de 10/15 segundos con el mismo tiempo de descanso.
  • Lateral encogida
  • Lateral en dos tiempos
Objetivos físicos: Fuerza explosiva. Intensidad.
Objetivos técnicos: Gestos avanzados.

Trabajo técnico (y físico) (10) - Roscas y vaselinas

¿Y las vaselinas? ¿Valen triple como en baloncesto? ¿por qué nos importa más una vaselina que no parar tres lanzamientos seguidos de esos "a empotrar"? Ni idea, a mí me parece que las vaselinas valen uno, y que deben entrenarse del mismo modo que cualquier tipo de lanzamiento. La técnica para pararlas depende mucho de la altura de la misma (muchas veces con dejar el brazo del corto arriba, nos da en la mano), y la distancia con el defensor que tengamos (cuanto más cerca, más fácil "chaparla", cuanto más lejos, mejor ir hacia atrás). Y de vital importancia nuestra amiga intensidad y nuestro otro amigo la condición físíca. Si no estoy en tensión, podrá girar la cabeza como un buho mirando el gol. Si no tengo forma física, ni podrá saltar, ni podré correr hacia atrás, sólo sacar el balón de la red. Como norma general ante las vaselinas, si estoy cerca del lanzador puedo intentar saltar hacia el para coger el balón cuando está subiendo. Si no estoy tan cerca, lo mejor es retroceder para cogerlo (cuidado con el palo que no es de goma espuma).

¿Y las roscas? ¿cada bote que dan antes de entrar a la portería vale uno? Bueno, un gol de rosca vale uno, igual que el de vaselina y el que quita las telarañas de la portería. No dramaticemos por que el portero reciba una rosca, ni nos fustiguemos teatralmente por recibir una. La técnica es similar a la de las vaselinas. Si estoy muy cerca del lanzador, podemos movernos lateralmente (casi siempre hacia abajo) para pararla. Si estamos más lejos, lo mejor es ir hacia atrás.

¿Y cómo trabajo parar lanzamientos especiales (roscas y vaselinas)?

Al margen del equipo, quizá lo más sencillo y entretenido es incluirlo dentro de las rutinas de trabajo físico. Por ejemplo, toco palo, toco el otro palo, paro arriba, paro abajo, salgo, subo pierna, para media altura la otra pierna y vaselina. O salgo, paro media altura, vuelvo, salgo, paro media altura, vuelvo, salgo, vaselina. Siempre teniendo en cuenta que puedan ir hacia atrás (no lo hagáis después de saltar una valla, por ejemplo). Las roscas dependen mucho de la calidad del lanzador, así que las dejaremos para la pista (muñeca de marmol no hace roscas). En pista, bien podemos trabajarlo de manera específica (aburrido y poco práctico) o hacer ejercicios que lo fomenten. Por ejemplo, lanzamientos de recursos del extremo, lanzando desde 5 metros (dentro del área, claro). No valen lanzamientos fuertes. Tienes más vaselinas y roscas en una serie que en toda la temporada.

Trabajo técnico (y físico) (9) - Parar con pie-mano a media altura

Sigamos usando las extremidades inferiores, en vez de para caer, para ir arriba. La otra técnica avanzada que tenemos es subir las piernas. Que pueda subir la pierna no quiere decir que tenga que subirla siempre, es una herramienta más. Ni que tenga que demostrar en cada acción lo alta que la subo. Con que nos sirva para parar el balón es suficiente. La pierna no se sube recta como si no tuvieras articulación en la rodilla. Se sube primero muslamen y después pernil, así llegamos más y más lejos. Intentamos acompañar con brazo del mismo lado, aunque no pasa nada por que estén a distintas alturas (puede que con la pierna no llegue tan alto como quiero, o que no tenga clara la zona a la que va a ir el balón). Recordar, el objetivo es parar el balón, no un gesto para la foto. ¿Y el otro brazo? A este brazo lo llamaremos "brazo del corto", dando el significado de corto al lanzamiento cruzado. Actuaremos con pie y mano hacia la supuesta zona de lanzamiento, y con el brazo del corto (y el resto del cuerpo), cubrimos lanzamientos cruzados, por encima de la cabeza (incluso hacia ella) o vaselinas. Evitemos bajar los dos brazos, por nuestra salud cerebral, por favor. Del mismo modo que llevamos hablando desde casi el comienzo, interesante mover el cuerpo (un poco al menos) cuando actuemos con piernas.

¿Y cómo trabajo parar con pie-mano a media altura?

Volvemos a las repeticiones, repeticiones y repeticiones que nos persiguen en toda la técnica. Podemos hacer repeticiones de subir la pierna lateralmente (encogida o en dos tiempos) de pie sobre el suelo, con el pie que subimos sobre una altura (un banco sueco, un step, etc.), subidos a un banco sueco, etc. Podemos incluir subir la pierna en el trabajo de coordinación, como en la escalera. Podemos hacerlo tumbados boca abajo con los más pequeños (para que suban lateral, no frontalmente). Como queramos, pero siempre recordando la técnica correcta. Brazo del corto, y el otro brazo acompaña a la pierna. Un gesto técnico que suele motivar mucho a los porteros es amagar que vas a levantar una pierna, y cuando esté levantada del suelo, bajarla rápidamente y subir la contraria. Si introducimos este gesto tras una serie de desplazamientos, no oiréis quejas (o no deberíais). En pista, podemos trabajarlo sobre todo con las dos zonas de lanzamiento (sólo valen lanzamientos en proximidad a media altura). Siempre recordando la técnica correcta.

Trabajo técnico (y físico) (8) - Parar en caída

Llegados a este punto, otro inciso. Estamos intentando explicar la manera óptima que entendemos que debemos utilizar para detener el balón. ¿Y si mi portero la para de aquel modo? Perfecto, me siento a verle y tomo notas para aprender. La técnica no debe ser un lastre a la hora de parar el balón, si no un facilitador. Si subiendo la pierna sobre la línea soy capaz de parar el balón, hazlo. No es una manera óptima ni seguramente eficaz, pero si a tí te funciona, hazlo. Como decía un antiguo compañero, si no te funciona la técnica, usa la antitécnica. Eso sí, ten claro que realmente de ese modo seas más eficaz que de la manera que estamos explicando. Que a lo mejor no somos tan buenos como nos creemos.

Para realizar la parada sueca, básicamente hacemos la posición de paso de valla en caída deslizándonos lateralmente. Podemos rodar un poco hacia atrás para no forzarla en exceso y protegernos a nivel muscular. Muchos hacen esta técnica, cuando van sobrados de flexibilidad, cayendo hacia abajo. Esto no es correcto, y lleva a lesiones. Debemos deslizar el pie con el talón (no viene mal tener algo que nos ayude a deslizar como esparadrapo) hacia donde creemos que va a ir el balón y dejar la pierna de atrás lo más lejos posible (sin hacernos daño, para cubrir la zona central). Con las manos ayudamos a coger el balón. Recuerdo una acción de un portero nórdico que parando abajo cogió un balón arriba. Mide dos metros, sí, pero tiene claro que las manos ayudan cuando paramos abajo. También ayuda a la hora de realizar este tipo de acción que la posición de base sea lo más baja posible, con las piernas semiflexionadas. Cuanto más estirado, más complicado. Recuerdo a otro portero de esas tierras que tenía una posición de base casi en cuclillas. Daba gusto (y cansaba) verle en portería. Pura poesía. 

¿Y cómo trabajo parar en caída? 

Dado que caer al suelo suele dar miedo, vamos a empezar lo más abajo posible. Podemos ponernos en posición de pino puente (manos y pies en el suelo, culo levantado del suelo, bocarriba), y actuar hacia uno de los lados, intentando llegar a posición de paso de valla y rodando un poco hacia atrás. También podemos utilizar un step, una silla, etc. La idea es ir cogiendo confianza (y flexibilidad) antes de hacerlo en pista. Con el resto del equipo no es necesario trabajarlo de manera específica, aunque sí podemos animar a los porteros que, con criterio, utilicen el recurso (aunque técnicamente sea un desastre y el balón toque la red por dentro). Si trabajamos con dos zonas de parada (una abajo y otra arriba, contrarias), seguramente salga con facilidad.

Trabajo técnico (y físico) (7) - Flexibilidad

Hagamos un inciso para hablar del concepto "corto" y "largo", que tan útil es para los entrenadores y tan inútil para los porteros. No me gustan estos conceptos nada. Nada de nada. Me gusta mucho más explicar el concepto con "cruzado" y "directo" (o paralelo, lo que más os guste). La trayectoria del lanzador nos condiciona en ocasiones la posición de base, no tanto el palo corto o el largo. Un ejemplo. Un lateral rompe la cadera a su defensor y se cuela entre último y penúltimo (extremo y lateral) con trayectoria hacia "matarse contra la pared del fondo". En este caso, tenemos que asegurar que con el cuerpo paramos el lanzamiento cruzado (palo largo) y con el resto el lanzamiento directo (palo corto).

Y aquí entramos en territorio comanche, que se decía en la época en que mi báscula no necesitaba tres cifras. Hasta ahora no hemos hablado de caer al suelo ni de levantar la pierna ante lanzamientos en proximidad. ¿Por qué? ¿Un infantil no debe hacerlo? Puede, pero si domina antes otros conceptos. El problema que hay en muchos porteros es el estancamiento a nivel técnico. Aprendo a hacer un par de cosas que funcionan y así paso la etapa formativa. No seré el mejor, pero tampoco el peor. Nosotros tenemos que ser capaces de dotar de todas las herramientas posibles a los porteros y que ellos decidan cuales utilizar. Si yo empiezo trabajando con infantiles caer al suelo, me puedo encontrar con dos problemas. El primero, es físico (flexibilidad y fuerza). Si no tengo la flexibilidad adecuada, tenemos un riesgo de lesión. El segundo problema es que es muy vistoso. ¿Y eso es un problema? Sí, lo es. Muchos lunes llego a entrenar y me viene una niña a decirme "¿Viste la parada que hice subiendo la pierna?". Y yo pienso "Sí, y las diez que no paraste por subir la pierna". Parar una cayendo al suelo, mola. Parar otra subiendo la pata, también mola. Y seguro que levanta más la grada que parar simplemente por colocarte delante del balón. Pero estamos para parar la mayor cantidad posible de balones, no para ser los más "molones". ¿Cuántas porteras tienen como único recurso caerse al suelo ante lanzamientos desde nueve metros? ¿Cuantos porteros suben la pierna siempre ante un extremo? Paso a paso.

Dicho esto, creo que debemos empezar a trabajar estas dos técnicas cuando el portero tenga soltura con las anteriores. Cuando el portero domine los desplazamientos y sea capaz de interiorizar que hay que salir ante proximidad, introducimos el concepto de subir la pierna. Cuando el portero domine las técnicas de impulsarse ante lanzamientos lejanos, introduciremos la parada sueca (también conocida por los menos elásticos como "ay ay ay, que me rompo"). En función de la evolución del portero, solemos introducirlas al finalizar la etapa infantil o al comienzo de la etapa cadete. De la mano de un trabajo físico que nos permita estos gestos. Flexibilidad, sobre todo.

Sobre flexibilidad, tenemos que tener claro que la flexibilidad necesaria para ser pivote (por mencionarlos, que también existen) y portero es distinta. Por ello, los ejercicios que hace todo el grupo no sirven para la mejora específica del portero de balonmano. El portero necesita elongar los músculos, no sólo relajarlos tras una sesión. Y es muy importante que lo trabaje mucho, dado que la técnica avanzada del portero requiere mucha flexibilidad. Yo recomiendo que a la hora de la flexibilidad (que no es mientras el otro portero está en portería, que me voy de la sesión), los porteros se vayan al margen a hacer sus rutinas. Sí, estamos "echando" a los de pantalón largo como si fueran apestados. El motivo es claro. Las posturas de flexibilidad que necesitamos son muy expuestas, los músculos están "al límite" y necesitamos relajación. No necesitamos escuchar "que te rompes", "yo la subo más" o "te suda el culo". Y mucho menos que alguien nos dé un golpecito simpático en uno de los pies cuando estamos cerca de tocar el suelo con el aparato urogenital.

¿Y cómo trabajo la flexibilidad (no sólo para subir pierna y caer al suelo)?

Ver “Anexo - Propuesta Flexibilidad”

Trabajo técnico (y físico) (6) - Lanzamientos cercanos al cuerpo

Hasta aquí hemos visto la técnica más básica, que no quiere decir que un portero alevín la tenga que dominar, pero sí que le suene. Hemos visto cómo llegar a la escuadra ante un lanzamiento desde nueve metros, cogiendo el balón con dos manos (midiendo dos metros, si eres alevín será gol, que la portería está muy alta). Pero ¿qué hacemos cuando el lanzamiento es muy cerrado? Que si me impulso mucho son todo goles por debajo de las piernas, que me salgo de la portería, ¡qué puedo hacer! En infantiles vamos a empezar a trabajar con la técnica para parar ante lanzamientos cerrados, que seguro tiene un nombre técnico, pero que la llamaremos coloquialmente "salmonete". Partiendo de posición de base, impulso ligeramente con la pierna de impulso para juntarla con la otra en el punto exacto donde llegue el balón al plano del gol (o eso intentamos, claro). El brazo de la pierna que impulsa se mantiene cubriendo "el corto" y con el otro intentamos parar cualquier balón que no detenga el resto del cuerpo.

Adicionalmente al salmonete, hay que trabajar la técnica ante lanzamientos cercanos al cuerpo. La idea es similar a lo anterior. Tenemos el brazo que cubre el corto, que siempre se mantiene arriba (partimos de una posición de base "desplegada", claro está) y con la pierna y brazo contrario actuamos. De momento no levantamos la pierna. Vamos moviendo ligeramente el cuerpo y paramos con una única mano. La pierna de la zona pararía lanzamientos abajo (el brazo acompaña por si el lanzamiento es a media altura).

¿Y cómo trabajo la técnica ante lanzamientos cerrados (cerca del cuerpo)?

En portería, bien podemos hacer lanzamientos dirigidos desde el extremo, o lanzamientos dirigidos desde el lateral (9 metros) con una portería más reducida. Podemos hacerlo usando los dos laterales, cuatro lanzamientos en cada uno de ellos. En el lateral de la pista, volvemos a repeticiones, repeticiones y repeticiones. Podemos usar una o dos espalderas para simular el ancho de una portería "reducida". Podemos utilizar alguna puerta de acceso al pabellón (si son reducidas). Podemos jugar a un mareo entre dos conos a uno o dos metros de distancia. La idea es realizar muchas repeticiones, y que los porteros utilicen todas las herramientas que tengan. Incluso podemos introducir los gestos en las rutinas físicas, como en la escalera en el suelo. 

Trabajo técnico (y físico) (5) - Pases

Bueno, ya hemos conseguido parar el balón, lo hemos recuperado, está entre nuestras manos y ¿ahora qué? Volviendo a ese entrenador del que hablamos antes, recuerdo que tenía un portero (yo) que le ponía a prueba el corazón cada vez que soltaba el balón. ¿Cuántas veces daría un pase a los tobillos a cinco metros del jugador? Qué tiempos aquellos, ahora creo que le mataría de un infarto, que han pasado muchos años. Si no queréis que os pase lo mismo, trabajad los pases. Tanto los largos, como los cortos. Volvemos a tener una componente física a nivel de fuerza, si pretendemos que el portero haga pases de veinte metros. Recordar que tenemos que agarrar el balón (no vale empujarlo), subir el codo y mover el cuerpo para pases cortos. En los pases largos, suele ser interesante explorar la posibilidad de unos pasitos previos, abrir las piernas (para estabilizarnos), apoyar el peso sobre la delantera y soltar el balón en el momento que el cuerpo y brazo llegan a su punto exacto. Una locura, así que trabajándolo seriamente si queréis correr contra ataques directos. Ah, y no olvidéis que siempre mejor el pase hacia dentro del campo que hacia fuera. Y que el jugador no debe darse la vuelta para cogerlo, mejor un poco por delante suyo. Y que no debe agacharse, así que un poco por encima. Que lo quieren suavecito a las manos, los muy señoritos.

¿Y cómo trabajo los pases largos y cortos?

Dentro del trabajo en pista, podemos poner al portero de pasador (con alegría, no pasador mustio tipo cono), poner una tarea (si el ejercicio es de pocos lanzamientos) que, tras lanzamiento, busque un balón y se lo pase al compañero a medio campo (cuidado con los compañeros), etc. En el lateral, podemos incluir pases en alguna rutina. Por ejemplo, tras hacer escalera, más impulsos, más voltereta, más subir pierna encima de cono, salir y pasar el balón al compañero del comienzo del ejercicio (que llevará el balón la rutina entera). También podemos ponernos frente a la pared, a distintas distancias a intentar golpear un punto fijo (una grieta, un agujero, etc.). Siempre poniendo foco en la técnica.

Trabajo técnico (y físico) (4) - Atrapar y recuperar el balón

Hacemos una parada para plantearnos una cuestión. ¿Qué preferís para hacer un viaje en avión? ¿Un vuelo directo o uno con más escalas que horas montando en un cacho de metal con alas? En mi caso lo tengo claro, prefiero un vuelo directo. Si vosotros también lo preferís, ¿por qué tenéis una posición de base con los brazos arriba, pasáis las manos a la altura del pecho (los menos malos, que los hay que pasan por la barriga) y luego ya vais a por el balón? ¡Hacéis más escalas para parar un balón arriba que el autobús de mi pueblo! Recordar que la técnica nos tiene que permitir optimizar los movimientos. Visitad vuestros cuerpos en otro momento e id lo más rápido que podáis a la zona de balón. Por este motivo, la posición de base ante lanzamientos exteriores debe ser mucho más encogida, para evitar esa primera fase de coger impulso de pecho.

Antes de continuar, un alegato hacia los porteros-abanico. ¿Qué es un portero abanico? Seguro que conocéis alguno. Esos porteros que van hacia la zona del balón correctamente con dos manos, y justo cuando el balón va a llegar a la altura de sus manos, ¡bajan los brazos! ¿Por qué? Quizá tenga que ver con aquello de atacar el balón, pero malentendido. Tengo que dejar el máximo posible de mi cuerpo el máximo tiempo posible para evitar que el balón entre en la portería. Si yo bajo los brazos (para golpear el balón, imagino), estoy limitando mucho el tiempo que tengo el máximo posible de mi cuerpo al servicio de evitar el gol. Trabajad en ese aspecto, aunque nos venga bien en verano ese tipo de porteros.

Además de conseguir detener el balón, el portero debe intentar recuperarlo cuanto antes. Lo que nos lleva al portero frontón, termino inventado hace muchos años por un entrenador que tuve. El portero frontón es aquel que rebota los balones. Evita que el balón pase de la portería, sí, pero se lo devuelve al lanzador. Que está bien compartir, pero no siempre. Tenemos que alterar el ADN del portero para que comprenda que cualquier balón que entre en el área, es nuestro. Y matamos por él (metafóricamente, por favor). Para ello tenemos que contar con la componente física (velocidad de reacción, agilidad, etc.) y con la componente técnica. ¿Qué podemos hacer a nivel técnico para recuperar el balón cuanto antes? Por un lado, tenemos la posición de base. Si yo tengo las manos peleadas entre sí (las palmas hacia el frente o incluso cada una hacia una grada), es imposible que yo coja el balón con dos manos. Si yo las tengo con forma de acogedora casita, estoy invitando a ese balón a venir a mis manitas (esto no está confirmado, pero es más sencillo cogerlo así). Por otro lado, tengo que "amortiguar" el balón. Si no consigo cogerlo (bien porque aún yendo a las manos no he podido, bien por que sólo he podido ir con un brazo), tengo que intentar que el balón quede en el área para poder recuperarlo. Para ello volvemos a la posición de las manos. Si tengo las palmas hacia los jugadores, el balón rebota. Si tengo las palmas hacia abajo y hacia dentro (la acogedora casita), el balón rebotará hacia el suelo y podré recogerlo. ¿Y si no va a las manos? Siempre que actúe con un brazo tengo que tenerlo ligeramente flexionado a nivel de articulaciones. El hombro ligeramente flexionado, el codo, la muñeca y los dedos. De este modo, prevengo lesiones y evito que el balón rebote. ¿Y si no lo puedo dejar en el área? Entonces lo echaremos fuera del campo, a ser posible por la línea de fondo. ¿Y si tampoco puedo? Bueno, mejor un portero frontón que un portero colador, ¿no?

¿Y cómo trabajo atrapar el balón?

El atrape del balón tiene mucho que ver con la intensidad. Si estoy dentro de la sesión, es sencillo que intente coger el balón. Si no, es imposible. En portería, podemos trabajarlo de dos modos. Bien con ejercicios donde se trabaje de manera primaria (por ejemplo, teniendo que recuperar un balón lo antes posible para sacar contra ataque) o de manera secundaria (recordarle al portero en cada lanzamiento que intente atrapar el balón, y que si lo devuelve al campo está dando otra opción de lanzamiento). En el lateral, se puede hacer trabajo de pase entre porteros incrementando la intensidad para que prueben las distintas opciones de recuperar el balón. 

¿Y cómo trabajo recuperar el balón? 

Si no soy capaz de atraparlo con dos manos, o dejarlo muy cerca del cuerpo, tengo que recuperarlo cuanto antes. Para ello es interesante hacer un trabajo de agilidad y desplazamientos rápidos. En porteria, básicamente seguimos con la idea anterior e introduciremos trabajos donde el portero después de parar tenga que recuperar cuanto antes el balón (u otro si ese ha ido demasiado lejos) y dar un pase (no necesariamente de contra ataque, puede ser al último de la fila). En el lateral, la idea pasa por todo tipo de ejercicios donde el portero tenga que moverse sin balón. Volteretas, pasar por debajo (o por encima, o rodearlas) de vallas, atravesar bancos suecos, subirse a espalderas, etc. Cuanto más "locos", seguramente haga que el portero se exija más y nosotros consigamos el resultado esperado. Si añadimos al final un par de lanzamientos para que prueben recursos avanzados, se parten el pecho en la parte previa.

Sesión 20171030 - Infantil en pista


1.- (4') (Activación) Una fila de laterales con balón, un cono en siete metros. Un portero a dos metros de la portería (una marca en el suelo para indicar la zona aproximada). Si hay muchos jugadores, puede hacerse en dos zonas.

Lanzamientos suaves:
  • Zona de brazos -> Atrapar el balón.
  • Zona de pies -> Girar y apoyar pié, seguir balón con la mirada.
Objetivos técnicos: Posición de base. Técnica básica. Atrapar el balón.
Objetivos tácticos: Colocación frente a balón.
Cambio -> Pueden trabajar dos porteros a la vez. Cambio de zona cada 6 lanzamientos o cada serie de lanzadores.

PRIMER AÑO

2.- (6') (Calentamiento) (1er año) Una fila de lanzadores en el lateral, en 9 metros. Entrenador enfrente. Paso al entrenador que devuelve hacia uno de los dos lados. Lanzador sigue trayectoria hacia ese lado.

Trabajo técnico (y físico) (3) - Impulsos laterales, técnica básica y desplazamientos.

Perfecto, tenemos una posición para estar en portería y sabemos que no nos podemos ir ni hacia delante ni hacia atrás, pero ¡así no paro ni un balón! ¡Habrá que moverse! Correcto. Como norma general, la parte más importante a la hora de actuar es mover el cuerpo. Aunque es una obviedad, el cuerpo lleva pegadas las extremidades, y si lo muevo, las acerco al balón (si he hecho los deberes tácticos, claro). Que hay muchos porteros que aletean como gorriones para llegar arriba intentando estirar los bracitos, en vez de moverse y parar el balón. Siempre, salvo que me tiren al cuerpo, tengo que mover el cuerpo. Y para mover el cuerpo, vamos a utilizar la pierna contraria. Si yo quiero ir para la derecha, me impulso con la izquierda (os dejo de deberes qué hacer para ir hacia la izquierda). ¿Por qué? Porque si me impulso con la misma pierna de hacia dónde quiero ir llego más lejos pero más lento. Y aquí la portería tiene unas dimensiones aceptables para poder llegar con un impulso pequeño pero rápido.   

¿Y es lo mismo si lanzan arriba que abajo? Si nos ponemos tiquismiquis, esto no va a llegar a buen puerto. Distingamos si es en proximidad, o desde lejos. Empezando por el segundo, salvo que sea el ejemplo de antes de dos metros largos de ser humano, nosotros tenemos que elegir. Y cuanto más pequeños seamos, más. Si queremos ir arriba, el impulso debe ser el suficiente para llegar al larguero (el impulso debe tener una componente hacia arriba, sobre todo en los más pequeños, pero sin rebasar el larguero que está más duro que nuestra cabeza). Y las manos, las queridas manos, siempre van a intentar coger el balón con dos manos y sacar un contra ataque de esos que ganan partidos. Si queremos ir abajo, el impulso es lateral (no tenemos que impulsarnos hacia arriba). Y las manos pueden separarse (aunque si paras abajo cogiendo el balón a dos manos, sales a hombros del pabellón), dado que ya tenemos abajo el pie y podemos usar la otra mano para cubrir el espacio entre piernas, un lanzamiento inesperado cruzado, etc. En el caso que el lanzamiento sea en proximidad, el impulso de la pierna contraria no varía sustancialmente (nos movemos hacia la zona con mayor o menor fuerza y listo).

¿Y cómo trabajo los impulsos laterales?

El trabajo en pista de impulsos podemos hacerlo con un balón de baloncesto en las manos. Hacemos lanzamientos desde 9 metros (o en proximidad con suavidad) y el portero debe actúar con el balón en las manos. De este modo, damos mayor importancia a mover el cuerpo que a parar con las extremidades. En el lateral podemos utilizar colchonetas para simular espacio que necesitamos impulsarnos para llegar al lado contrario, conos, etc. 

¿Y cómo trabajo la técnica básica? 

En pista, podemos seguir con la idea de trabajar con un balón en las manos para parar arriba e impulsarnos. Para parar abajo nos sirve también dado que damos importancia al impulso y a la pierna (parar abajo con las manos con un balón entre ellas es complicado). Y trabajar mucho el refuerzo positivo cuando se realicen gestos técnicos correctos. En el lateral, repeticiones, repeticiones y repeticiones. Para no hacerlas demasiado pesadas, se suelen camuflar con otras actividades. Por ejemplo, "la flor". Situamos un cono en el centro y cuatro conos formando una cruz, cada uno a unos 2 metros del central. Hacemos una competición a ver quién es capaz de tocar con pie y mano cada cono de la cruz, volviendo siempre a tocar el central.

¿Y cómo trabajo los desplazamientos en portería? 

Los desplazamientos en portería tienen más de táctico que de técnico, como ya sabemos. En portería, los desplazamientos se trabajan realizando ejercicios en los que el portero no parta de la situación final. Por ejemplo, si tengo un ejercicio donde terminan lanzando del lateral derecho, puedo empezarlo en el lateral izquierdo o en el extremo. También tenemos que tener en cuenta los desplazamientos frontales, finalizando ante proximidad. En el lateral, los que se os ocurran. Una opción es el uso de tres espalderas (suele haberlas en muchos pabellones), que nos delimitan el tamaño de la portería. A partir de ahí, desplazamientos a conos, sitios prefijados, al lugar donde indique el entrenador, etc.  

Trabajo técnico (y físico) (2) - Posición de base

Venga, vamos con la posición de base, no nos olvidemos de ella. La posición de base debe permitirnos movernos con la mayor velocidad posible a la zona donde creemos que va a el balón. Y aquí entramos en el mundo de "yoesque" y ya no saldremos casi hasta el final. "Yoesque prefiero los brazos así", "Yoesque me canso", "yoesque creo que", "yoesque quería un puesto donde no se sudase y esto es muy duro", etc. Las pautas generales deberían ser los brazos más o menos extendidos por delante del plano del cuerpo (para evitar lesiones), las piernas más o menos flexionadas para poder impulsarnos de la manera más eficiente y el tronco más o menos recto. Que luego hemos visto por la tele a ese portero que lo hace así y le funciona (seguro que no tiene nada que ver que mida más de dos metros y nosotros pasemos con apuros el metro sesenta).
A mí me gusta diferenciar (sobre todo de cara a porteros cadetes y juveniles) la posición de base ante proximidad y ante lanzamientos lejanos. La posición de base ante lanzamientos lejanos puede ser más encogida (impulsos más largos, ir antes a abajo) y las manos listas para coger el balón con dos manos (recuperar el balón, posibilidad de contrataque). Y cuanto más cerca esté el lanzamiento, más grandes debemos hacernos (tenemos poco tiempo de reacción, vamos a la zona). La posición de base ante proximidad nos da (o nos quita) muchas posibilidades de parar el balón, incluso condiciona el lanzamiento (si es que nos miran, claro).

¿Y cómo trabajo la posición de base?

Al margen de la portería, todos los ejercicios de coordinación con balones frente a una pared nos pueden servir. Por ejemplo, mantener una pelota de playa golpeándola con brazos frente a pared es estupendo. También mantener un balón normal con los pies (brazos arriba), etc. Los que se nos ocurran de este tipo. En la portería no es un trabajo necesario para trabajar de manera específica. Debemos recordar a los porteros dicha posición y corregir cuando sea necesario. 

Trabajo táctico en porteros de balonmano (11) - Agarre del balón

Pero ¡yo he observado que el armado evoluciona hasta abajo y cuando me he ido abajo, me ha hecho una rosca! Exacto, estas cosas pasan. ¿Y qué podemos hacer? Recordar que hemos empezado de lo más general, que era la posición en el campo del jugador con balón, hemos mirado su trayectoria, su orientación, su último impulso, la relación con el resto de los jugadores, su armado, el impulso vertical y la evolución del brazo. ¿Qué nos falta? ¿El balón? No, pero si lo fuera parecería esto una película de serie B. Nos falta lo más cercano al balón que nos aporta información, la muñeca (o cómo agarra el balón). ¿Lleva cogido el balón como caperucita la cestita? Agárrate que vienen roscas. ¿Viene el camarero con la bandeja en la mano? Recula o salta hacia él, que nos la cuelan con vaselina.

¿Y cómo trabajamos el agarre del balón?

Podemos fomentar entre los lanzadores algo que los entrenadores suelen "castigar duramente", que son los lanzamientos de recursos como la vaselina o las roscas. Por ejemplo, podemos irnos al extremo con un cono en cinco metros. Los lanzadores dentro del área saltan desde el cono y tienen que hacer lanzamiento "suave" buscando las debilidades del portero. Las roscas y las vaselinas saldrán solas. Llegados a este punto, comentar que una vaselina vale uno, que no estamos en baloncesto. Ni obsesionarnos con las mismas, ni dejar que entren todas (como hace más de uno). Reculamos y la cogemos con dos manos. 

Y ya está. Esto es todo. Cómo podéis ver, no hay fórmulas mágicas, ni bolas de cristal, ni trajes estrafalarios, sólo hay que observar. Observar mucho. Lo bueno es que sabemos qué tenemos que observar. Lo malo es que todo pasa muy rápido, hay muchos actores en la película y no sabemos quién es el asesino hasta que no suelta el balón hacia nosotros. Así que ya sabéis, en cada sesión, en cada partido, en cada lanzamiento, observar. Estemos en la portería o no. Sea nuestro equipo o no. Si queremos aprender, observar. Observar. Y volver a observar. Y con todos esos datos que hemos observado, elaborar una respuesta lo más rápido posible. Y actuar, claro. Actuar rápido (trabajo físico) y de manera eficiente (trabajo técnico).

Trabajo táctico en porteros de balonmano (10) - Evolución del armado

Habíamos dicho que el armado nos ayuda a determinar dónde va el lanzamiento. Pero resulta que esto no es como empieza, si no como acaba. Tenemos que ser capaces de observar tanto donde empieza el armado, como la evolución del mismo. Pero tranquilos, igual que al portero le resulta complicado observarlo (y no te digo ya actuar en consecuencia) al lanzador también le cuesta cambiar ese armado. Con lo que tenemos tiempo para aprenderlo. Concretamente, lo que nos quede de vida deportiva. Este objetivo va de la mano del trabajo de intensidad. Si no tengo intensidad, podré aguantar hasta que vea la evolución completa del brazo, pero no llegaré al balón.

¿Y cómo trabajamos la evolución del armado?

Siguiendo con el hilo conductor de la parte práctica, podemos plantear ejercicios donde el lanzador empiece con un armado clásico, pero las dos zonas opuestas de lanzamiento le obliguen a rectificar o bajar el brazo. Habrá lanzadores que esto les salga sin ningún problema, y otros que no consigan evolucionar el armado. No pasa nada, el portero deberá aguantar igualmente hasta que vea el armado definitivo y actuar en consecuencia.