Trabajo táctico en porteros de balonmano (7) - Impulso vertical

Oye, ¿y no diferenciamos entre un pivote cayendo al suelo aplastado por dos defensores y un lateral enorme saltando hacia el infinito y más allá? Me alegra que me hagas esa pregunta, dado que nos da pie para hablar del impulso vertical (o la falta del mismo). Igual que comentábamos con el armado de brazo, en el impulso vertical influye mucho la distancia entre el lanzador y el portero. Si lanzo desde doce metros, casi que nos da igual (por que siempre será hacia arriba, si lanza desde ahí en caída algún defensor pierde el carné de padre), dado que no influye para nada en la localización del lanzamiento. Por el contrario, si el lanzamiento es en proximidad con un portero que sale y un impulso vertical hacia arriba, si intento lanzar abajo seguramente la saque del pabellón. Del mismo modo, un extremo en caída abriendo mucho hueco con un portero que sale, lo más sencillo es un lanzamiento abajo (no quita que alguna vaselina surja de esa relación). Como norma general, impulso vertical hacia arriba, lanzamiento arriba. Impulso vertical en caída, lanzamiento abajo.

¿Y cómo trabajamos el impulso vertical?

Si queremos utilizar algo de material específico, que siempre gusta y entretiene a partes iguales, podemos utilizar colchonetas para facilitar que el lanzador caiga al suelo. Que estaremos entrenando porteros, pero tenemos corazón hacia los lanzadores. Si no queremos utilizar dicho material, podemos jugar con la altura del balón antes de lanzar. Por ejemplo, podemos decirle al pivote que antes de girarse, toque con el balón en el suelo (le orientamos hacia abajo), o que levante el balón con dos brazos (le orientamos hacia arriba). Si adicionalmente seguimos con las dos zonas opuestas, más sencillo de observar para el portero.

No hay comentarios: