Contrataques (defensivos)

Vamos a ver en esta sección como debemos actuar cuando tengamos que defender un contraataque. Para empezar, cuando nuestro equipo ataque, deberemos estar en 9 metros, desplazados hacia uno de los laterales. No se debe estar en la zona central. En esta disposición, tendremos un mayor ángulo de visión, dado que podremos ver tanto el ataque del equipo como nuestra propia portería sin tener que mirar atrás. Podremos, por tanto, atajar con más facilidad un pase largo del portero rival, tanto un lanzamiento directo. ¿En qué lado me pongo? Esto lo debe ver el portero, e ir cambiando para que el portero rival no sepa donde voy a estar.

En el caso de tratar de cortar el pase a un jugador rival, tenemos que huir siempre del contacto directo, es decir, del choque. Pensad que el rival viene con una carrera de unos 15 metros sin mirar al frente, mientras que nosotros estaremos casi parados. Es más recomendable tratar de cortar el pase antes que lo reciba, y en caso de duda, tratar de parar el lanzamiento que nos haga. No debemos, salvo en ocasiones excepcionales, si el jugador ha recibido y nos coge a media salida tratar de hacerle falta. En la mayoría de los casos, esta situación termina con una exclusión del portero.

En caso de tratar de parar un lanzamiento directo, tendremos que tratar de no darnos la vuelta a la hora de correr, para no perder la referencia. Y por supuesto, mucho cuidad con golpearnos contra el poste. En las categorías inferiores, casi ningún portero llega a la portería rival, y los que llegan son en pases muy bombeados sencillos de parar, por lo que esto no debe ser una gran preocupación.

Tendremos que animar mucho a nuestros porteros a tratar de cortar los pases de contraataque. No es necesario que el portero los corte físicamente, simplemente con evitar que este se saque, ya se podrá considerar un éxito. Es muy típico que a los porteros primerizos esto les de pavor, y en cuanto el equipo rival recupera el balón, corren lo más rápido posible a su portería. Deberemos enseñarles la importancia de su presencia defensiva en estos casos.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo apostaria tambien por la falta del atacante. ¿Que significa esta? Que gano una posición, me coloco en posición base defensiva y me paro, presento al oponente el troco, nunca los brazos extendidos, seria falta nuestra, si tengo miedo al golpe cruzar los brazos sobre el pecho y si quiero presentar brazos para amortiguar el golpe lo realizo teniendo estos semiflexionados, es correcto y no pueden pitarmos falta. Como se ha comentado el atacante viene sin vernos y se nos echa enciama golpeandonos, falta del atacante. Como principio fundamentatal estar lo más cerca posible del mismo para que no tenga tiempo de reacción.
El stop o sea la parada es fundamental no puede haber falta del atacante si existe movimiento en el defensor.
Tito por partida doble.

Tito Chinchan dijo...

Buenas,

ummm, no se, no se. Lo que comentas es cierto que es así, pero tiene un par de problemas. Es muy habitual, lo hemos visto hasta en partidos internacionales, que los árbitros ante estos casos excluyan al portero. Además, es lo que comentaba, un portero parado y un jugador que viene en carrera. Aunque consigas la falta en ataque, puede que el portero quede "tocado" del golpe. Sólo he visto una vez que esto "tocase" al jugador, pero es que el portero era muy grande y el jugador pequeño.

Personalmente, aunque tengas razón, casi le veo más contras que pros.

Besitos.

P.D: Además que pararse delante de un jugador correctamente para un portero es algo complicado. Y no poner el hombro, más todavía (es instintivo).