Parando arriba

Buenas,

al hablar de parar arriba nos referimos a lanzamientos exteriores a la zona superior de la portería. No nos estamos refiriendo ni a lanzamientos en proximidad, ni desde el extremo. Como mucho, se podría extender a lanzamientos de 7 metros si el portero se queda atrás. Siempre recomiendo que el portero no actúe antes del lanzamiento, si no que aguante lo más posible.

¿Cómo se para arriba?
  • El impulso siempre es con la pierna contraria a donde se desee parar. Es decir con la izquierda si queremos parar a la derecha y viceversa.
  • Los brazos pasan directamente de posición de base a ir a la zona de la parada. Es muy común que los porteros pasen antes por la zona central, bajándolos durante un corto espacio de tiempo.
  • Las manos deben ir a tratar de coger el balón, o por lo menos con ese gesto. Nunca deben ir “blandas”.
  • Siempre se debe actuar en el plano, no hacia delante ni hacia atrás.
  • El impulso del pie contrario se realiza directamente, sin dar un pasito de aproximación.
  • El otro pie se levantará ligeramente del suelo, y se caerá de puntillas para proteger la articulación.
Errores más comunes
  • Se ve con mucha rapidez con qué pie se ha impulsado el portero. Incidir en que tiene que ser con el contrario.
  • Fijaros si antes de parar, baja los brazos. Es muy común cuanto más pequeños de edad son los porteros, y si no se ataja al principio, luego es complicado corregirlo. Suelen hacer esto parar coger más impulso.
  • El gesto tiene que ser para parar el balón. Es habitual que el portero que empieza haga el gesto “sin fe” es decir, simplemente por que se lo indica el entrenador.
  • Es frecuente que, ante lanzamientos del lateral, el portero actúe hacia atrás, con lo que no llegan.
  • Siempre los porteros que empiezan dan el típico pasito de aproximación con el pie con el que se vas a impulsar. Cuanto antes se le quite la manía, mejor.
  • El pie contrario no se levanta apenas del suelo, es común que combinen nefastamente el gesto de levantar la pierna con el impulso con pierna contraria. Y por supuesto, que no caigan con el talón.
Ejercicios básicos
  • Para porteros que estén empezando. Una colchoneta en el suelo, los porteros deben saltarla lateralmente impulsándose con pierna contraria.
  • Una colchoneta en el suelo. El portero en posición de base a un lado, con el pie tocando el borde de la colchoneta. Debe levantar ligeramente el pie e impulsarse con el contrario para tratar de sobrepasar la colchoneta. Lo más importante es que el impulso sea los más vertical posible sin olvidarnos de llegar lejos, que pisen la colchoneta o no deberá darnos igual. Si los porteros ya dominan esto, le exigiremos que no pisen, que caigan correctamente, que lleven los brazos para parar el balón, etc.
  • Dos porteros, uno con dos balones. Pasamos un balón a una escuadra, el portero lo para impulsándose correctamente, devuelve el balón al entrenador, y para el que le pasen al lado contrario. Se pueden hacer entre diez y quince repeticiones, y es común en los calentamientos.

Consideraciones finales
  • Hay que mentalizar a los chavales desde que comienzan de la importancia de impulsarse con pierna contraria. Muy a menudo os tratarán de razonar por qué ellos llegan más lejos con la otra pierna, etc. Mostraos totalmente inflexibles en este aspecto. Nunca se justifica el uso “a priori” de actuar con la misma pierna hacia donde queremos parar.
  • No hace falta que lo diga, pero lo repetiré hasta que me quede son yemas en los dedos para escribirlo. Siempre de puntillas, siempre.
Besitos.

No hay comentarios: