Pequeña guía para parar desde los extremos

Buenas,

tras haber hablado hace tiempo de nuestros archienemigos los extremos, hoy vamos a centrarnos en como se detienen los lanzamientos que vienen desde la zona exterior. Como bien sabeis, este puesto es clave a la hora de valorar la tarea de un portero. En todos los años que llevo de entrenador, nunca me ha dicho nadie, "mi portero no para una en proximidad" o "mi portero no para un contrataque" ni nada de eso. Pero "mi portero no para una desde los extremos" lo he oido mil veces. Parece que para alguno los goles desde el extremo valen doble, si no, no lo entiendo. Tras el rato de amarga queja, vamos a entrar en materia.

¿Cómo NO se para desde los extremos? Ante los lanzamientos del exterior no nos debemos ir hacia atrás, no debemos levantar la pierna siempre, ni saltar, ni no posicionarnos frente al balón, ni apartarnos, ni bajar los brazos, etc. O sea, lo mismo que desde cualquier otro punto del campo.

¿Cómo SI se para desde los extremos? Lo más importante a la hora de parar desde los extremos, es que el portero comprenda que el espacio que tiene es muy limitado a la hora de moverse. Es decir, si mirais la portería desde el extremo, vereis que no tiene un ancho de 3 metros como se vé desde el central. Esa portería, para un extremo tiene un ancho de metro y medio como mucho. ¿Qué quiere decir esto? Que los movimientos para el extremo son un poco específicos. Debemos huir de los gestos que nos impulsen, por que si me impulso me salgo de la portería, como es evidente. Esto se ve perfectamente si ponemos un banco en la proyección del palo más alejado sobre el plano que forma la perpendicularidad del futuro lanzamiento con el palo más cercano. A esto le tengo que hacer una foto o video, que no se como explicarlo peor.

Una vez hemos comprendido que la portería "adelgaza" desde el extremo, hay que comprender que nos enfrentamos a un lanzador que no viene hacia nosotros, si no que salta abriendo la perspectiva. ¿Qué quiere decir esto? Que si nos ponemos frente al lanzador cuando este inicia el salto, si salta hacia punto de penalty (7 metros), en el momento que lance el nos verá fuera de la portería y con todo el espacio del mundo. Esto se ve muy bien si atais una goma larga a cada una de las escuadras de la portería y tirais de ellas hasta el extremo. Os poneis en el punto desde donde salta un extremo (más o menos) y poneis a un portero en el medio de las dos gomas. Le decís que se quede quieto y os moveis un par de metros hacia el punto de penalty (7 metros) vereis que el portero queda fuera de las gomas. Así que el portero tiene que moverse junto con el lanzador, que no vale quedarse en el sitio desde donde salta. Claro, muchas veces el lanzador no salta abriendose, así que ahí no nos movemos. Más fácil.

Vale, ya sabemos que la portería "encoge" vista desde el extremo y que el lanzador nos obliga a desplazarnos antes de actuar. Vamos muy bien. Ahora tenemos que ver que la posición de base varía con respecto a zona central. Al "encoger" la portería, es más importante la verticalidad que la horizontalidad, por lo que los brazos estarán más arriba y las piernas más cerradas. Esto es clave desde el extremo derecho (el de la izquierda para el portero), que habitualmente está ocupado por un diestro que tiene que hacer un rectificado para marcarnos gol. Gesto técnico muy complejo. Yo sostengo que un cadete que se quede quieto frente al balón, con piernas y brazos cerrados desde ese extremo antes un diestro para un 90% de los lanzamientos. O más. Una cosa que no se me olvide, tengo que intentar que SIEMPRE el brazo más cercano a la portería esté arriba, ese NUNCA se baja.

Bueno, ya sabemos muchas cosas, que mengüa la portería, que nos tenemos que desplazar acompañando al lanzador y que la posición de base es más vertical que de constumbre. Otro problema muy común es que hacemos todo esto bien, pero no sabemos donde está la portería. Es decir, basculo por fuera, y cuando el balón llega al extremo estoy defendiendo el palo, la red o nada directamente. Por eso, debemos tratar de partir siempre que paremos a un extremo habiendo tocado el palo. De este modo tendremos una referencia importantísima a la hora de parar. Esto vale para todos los lados, pero en el extremo es crítico, dado que los espacios son pequeños y los lanzadores habilidosos.

¿Y a qué distancia nos ponemos? ¿Salimos? ¿Nos quedamos? Vale, esto es muy sencillo de ver. Si el extremo se pone en la esquina del campo, nosotros nos pegamos lo más posible al palo. Obvio, ¿no? Vale, a partir de esto, nos tenemos que ir abriendo poquito a poco, saliendo lo que nos permitan nuestras posibilidades. Yo recomiendo a los más peques que den un pasito hacia delante, o hasta dos a la hora de parar a extremos con un buen ángulo. Pero esta distancia depende de donde cada uno se sienta más cómodo. Yo toda la vida me he sentido cómodo saliendo mucho, que cuanto más cerca, menos duelen los balonazos, pero va en gustos (yo he sido siempre muy cagueta).

Finalmente, una vez que hemos hecho todo lo anterior, la cosa es sencilla, sólo tenemos que pararla. ¿Qué gestos se usan para parar? Vale, todos los gestos que usemos son "cortos", es decir, de poco recorrido. Usaremos mucho el desplazar el centro de gravedad, o sea, mover un poco el cuerpo para pararla. Si el extremo se abre mucho, ya será cuando empezemos a sacar la pierna y cosas así. Pero nunca tenemos ni que saltar (salvo vaselinas y tiros arriba para porteros muy bajitos), ni que impulsarnos (por que nos salimos de la portería). Es muy típico usar el gesto de levantar la pierna (acompañada del brazo) desde el extremo. Esto tiene mucha lógica, si hemos entendido que el extremo abre el ángulo, lo que muchas veces nos deja un poco descolocados. Yo a mis chicos no les suelo recomendar levantar la pierna, por el problema que veremos después.

Resumiendo, el portero tiene que comprender que el espacio para parar es reducido. Que el lanzador se está "abriendo" a la hora de lanzar, lo que nos obliga a desplazarnos con él. Qué la posición de base se verticaliza por el tema del "encogimiento" de la portería, y que el brazo del corto siempre arriba. Que tenemos que buscar nuestra distancia a la hora de par, y que los gestos que hagamos tienen que ser cortos, evitando impulsarnos y saltar.

Otras consideraciones. Muchas veces el extremo nos tiene locos, no sabemos que hacer y ni el defensor ni el entrenador son capaces de solventarnos nada. No hay problema, ahí es donde sacamos los recursos que debemos tener, que son muchos. Para empezar, tenemos que jugar con la distancia. Muchas veces el lanzador se "acostumbra" a que el portero esté a una distancia determinada y ahí se siente agusto. Vale, pues le sacamos de distancia. Nos quedamos atrás, agarraditos al palo. O le salimos a cuatro metros. O cuando vaya a lanzar salimos todavía más para que se le haga de noche. Etc.

Otra cosa con la que podemos jugar en con la colocación. Un portero mal colocado es una invitación a meterle gol por algún lado. Vale, pues se lo dejamos aposta. Y cuando tiré, como leones a cerrarlo. Esto tiene el problema que solemos ser muy descarados, sobretodo los más peques. Así que se usa con moderación.

Y si nada de esto sale, usemos la antitécnica, que dice un portero del club. A mí me gusta mucho lo siguiente. El portero se agarra al poste con una mano y se gira para parar sobre la linea. Cuando lanza el jugador, lo que hay que hacer es parar sobre esa linea. Os aseguro que se paran muchísimas asi, por que el lanzador no sabe qué hacer. La mayoría de las veces las tira fuera, sobretodo los peques. El portero del que os hablo cruza una pierna por detrás de la otra, que también queda muy chulo. Lo que sea para pararla.

Otro tema para la reflexión es el siguiente. Si yo me pongo en la trayectoria directa del balón, es decir cubriendo el lanzamiento fácil del lanzador, este tiene que hacer un rectificado. Esto se ve bien en el derecho con un lanzador diestro, que siempre se cubre el corto para obligarle a hacer un rectificado. ¿Por qué no hacemos esto con el otro lado? Cubramos el largo y obliguemos a un gesto muy antinatural. Bien, en los partidos de élite, esto lo hacen mucho los porteros, no con resultados muy espectaculares (esto es opinión mía). Esto no se debe hacer por que como he dicho, el lanzador salta hacia el punto de penalty (7 metros), o sea, que si salta más que nosotros y hemos decidido actuar hacia el corto, pues nos supera y marca gol siempre.

Finalmente, las vaselinas son un mal para parar desde los extremos, pero de esto ya hablamos el otro día. Este es el mejor puesto que hay para que practiquemos el atacar el balón cuando veamos que va a tirar la vaselina, dado que es en el que más tiempo nos dejan para salir.

Ruegos y preguntas.
  • Mi portero actúa hacia atrás. Vale, esto suele ser que le da miedo, aunque también por una mala base. Lo mejor para solventar esto es ponerte detrás suyo, impidiendo que pueda actúar hacia atrás. En pocas sesiones lo dejará de hacer. Y si, puede que te lleves a casa el hexágono del balón tatuado en la piel, pero quien dijo que esto fuese fácil.
  • Mi portera levanta la pierna. Vale, esto es complicado de resolver. Viene por una mala enseñanza en el momento que tuvo que aprenderlo y ahora no hay quien le quite el vicio. Esto sólo se soluciona entrenando y corrigiendo sobre la marcha. Machacando al portero hasta que le quitemos esa costumbre.
Bueno, y hasta aquí llega el escrito. Me he extendido mucho, quizá demasiado, pero es que es un tema que es importante que dominemos, tanto en el plano deportivo, como en el plano mental. El terror ante el extremo es la patología más extendida dentro de los porteros. Y no siempre la culpa es de ellos.

Por cierto, si teneis más preguntas, decidlas y vamos ampliando la sección de ruegos y preguntas. Ah, no he puesto ejercicios que se pueden hacer para mejorar desde el extremo. Esto lo dejo para otro día, que me duelen ya las teclas ;-)

Besitos.

P.D: Madre mía que tocho, esto no se lo lee nadie!!!

13 comentarios:

Pau dijo...

Si, si que se lo lee alguién y además se para a felicitarte.
Me parece fantasatico és u buen resumen de todo lo que se dice por ahí entre entrenadores pero habia que juntarlo.
Pues nada que felicidades que he desubierto tu blog por lo+balonmano y me pasaré a menudo por aquí
Un saludo

Anónimo dijo...

BUeeeeeeno Tito!!!! y si q lo lei todo estubo muy bueno , muchas gracias por contestarme, esto me sirve de mucho para mis porteras(arqueras aqui en argentina)jejeje, te estoy muy agradecido y prometo entrar a la pag, cada ves q me conecte, y si te puedo ayudar en algo desde aqiu (aunq no creo q lo necesitessss) cuenta conmigo colega!!!soy otro amante del balonmano y si no nos ayudamos entre nosotros nadie lo hará...
nuevamente muchas gracias y hasta luego ...un abrazo Luciano de Ferro de Merlo ARG.

elnano5 dijo...

muy buena si señor, lo unico malo es que como lo lean los porteros contra los que me enfrento me la van a liar (diestro en extremo derecha XD)

P.D: ayer entrene de portero tras 8 años sin hacerlo y luego echamos partida, puffff, me parece que definitivamente me vuelvo con mis palos XD

Tito Chinchan dijo...

Buenas,

Pau, gracias por leerlo y me alegro que te haya gustado. Se pueden decir más cosas, y supongo que cada uno tiene su truquillo, pero esto es lo básico. Te espero por aquí más veces.

Luciano, por que escriba mucho no quiere decir que sepa mucho, sólo que se lo básico. Anda que no me queda por aprender. Si tienes ejercicios interesantes, no dudes en ponerlos por aquí, que ya los pondremos en el blog.

elnano5, una cosa es leerlo y otra muy diferente ponerlo en práctica. EStoy por grabarme la voz y ponerselo en el Ipod a los chavales cuando duermen, a ver si les entra en la cabezota, jajajajaja.

Besitos.

Mario dijo...

Simplemente enhorabuena. Es larguejo pero esta muy bien en él están todos los aspectos que se tienen que tratar desde el extremo y cuando no se tiene un entrenador de porteros a tu disposición este blog ayuda mucho. Enhorabuena.

Damian dijo...

Bueno, yo me lo lei a medias ;-)
Muy bueno el artículo!!

No se si te acordas de mi, te escribi solo una vez :P

Con las vacaciones, aki en Argentina me aisle totalmente de todo, incluso del handball, pero ahora de a poco tengo q volver a entrenar.

Así q para comenzar, un repaso al reglamento y a esta page tambien =D

Anónimo dijo...

Hola Tito:
Lo he leido y como demostración hay que corrregir un atributo, como siempre sabes que soy de lo más critico, te lo contare, cuando hablas en el segundo parrafo de ¿Como NO se para desde los extremos? a renglon segido hablas del lanzamiento del exterior; Los exteriores son jugadores en defensa que normalmente se encargan de su oponente directo el extremo, son en numeros el 2 y el 6.
Por lo demas el trabajo te lo has currado y es de agradecer que pongas en la Red mucha información sobre Balonmano y en particular sobre el entrenamiento de los porteros, que a veces son los "patitos feos" de la pelicula, del deporte que compartimos. Sabes bien que ya son tres las generaciones de jugadores de Balonmano que tenemos en casa, desde que jugaba el abuelo Manolo.

Anónimo dijo...

Una nota más. Desde el punto de vista del entrenador, este debe optar por dar unas pautas de comportamiento ante extremos más o menos habiles ya que hoy en día hay mucho lanzamiento de recurso, donde se le puede colar un gol al portero con más experiencia.
La realidad nos lleva a plantearnos dos cuestiones, a) o llegamos antes y ganamos la posición reglamentariamente y nadien nos la puede quitar. b) llegar tarde y provocar 7 metros y seguramente la exclusión de dos minutos.
Habria una tercera opción, de la que no me gustaria hablar y es de la que habla la IHF cuando dice que un pequeño toque puede producir un efecto grande no deseado. Existe un documento editado por la IHF, Para Entrenadores, Árbitros Mesas y Delegados, que se podia leer.
Los entrenadores optan por acciones diferentes ante extremos mas habiles o menos habies en el lanzamiento, por eso hay un espacio de la linea del area de porteria que es exclusiva responsabilidad del portero.
No olvides que el Balonmano es un deporte de conjunto y que uno a uno se forma un todo que es el equipo.
No se trata de dar pautas en este momento sino de rebatir alguna afirmación con la que no estoy de acuerdo.
tu tito por partida doble.

Tito Chinchan dijo...

Buenas,

Tito por partida doble, con respecto a lo de rebatir el tema. Por supuesto que es mucho mejor que, en caso que el defensor no llegue, no toque al extremo. De este modo nos evitamos un tiro doble (el del extremo más el del 7 metros) y una posible sanción disciplinaria. A lo que me refiero con el tema de "dejaló" es que muchas veces se deja al extremo lanzar cuando no hay necesidad de ello, y luego se culpa al portero. Y lo que es peor, si sabes que tu portero no para ni una del extremo, ¿por qué no tratas que tu extremo le defienda correctamente?

Es a eso a lo que me refiero. Por supuesto que el portero tiene que pararlas del extremo, pero el entrenador no debe añadirle presión adicional. Ayer me comentaba Paqui que su portero no paraba ninguna del extremo. Me acordé del portero del Kiel (Omeyer, como se escriba) que le metió 6 goles el Rocas seguido y pensaba, ¿no se da cuenta que a los porteros de élite desde el extremo siempren les hunden?

Este tipo de cosas son sobre las que se deben reflexionar, que nunca eximen al portero de tener que pararlas. Una última cosa, ¿por qué nunca se le grita al defensor central que no toque al pivote?

Besitos.

Anónimo dijo...

Como habras visto en mi escrito nunca hablo del portero, tan solo que tiene un angulo que le corresponde defender solo a él.
He hablado que como entrenador debo posicionar a mi exterior de acuerdo con la cualidades técnicas del contrario, con su cualidad física y con la capacidad de que pueda utilizar lanzamientos de recursos, como lo hizo Rocas. Entiendo, que nunca se debe dejar vendido al portero y aunque parezca paradojico, menos ante un lanzamiento del extremo, hoy en dia hay grandes jugadores capaces de colar gol sin angulo de tiro, por eso el entrenador deberá posicionar a su exterior de acuerdo con la calidad el extremo que le corresponda. El cerrar la defensa en el centro con ayuda incluida del exterior, para que se quede un angulo de lanzamieto para el extremo tan grande como el del lateral me parece que es no estar dentro del partido. !Que dificil la lectura del partido¡ Cuando se organiza una defensa se organiza en función de muchas circunstancias que quedan fuera del entrenamiento del portero, por lo que no quiero ampliar más el tema. Gracias por todo y espero ponerte un enlace en mi web, para tu dominio.
Tito por partida doble

Anónimo dijo...

Mucha gracias!Soy arquera y me costaba mucho atajar de los extremos

omar dijo...

Gracias! a estado muy buena la aportación!

Anónimo dijo...

No se si mi anterior comentario saldrá, así que GRACIAS por el aporte!


Omar
desde El salvador