Pequeña guía para elegir porteros

Buenas,

una pregunta muy habitual que se hacen todos los entrenadores de categorías alevines o infantiles al comienzo de temporada es ¿a quién pongo de portero? Y esto, que debería ser una elección meditada y consensuada suele recaer sobre el portero ese gordito descordinado, que además no habla con nadie. Esto, como ya sabeis, es un gran error. No por que el gordito descoordinado no tenga derecho a jugar al balonmano, si no por que tenemos que ser más responsables. El puesto del portero es el más importante que hay en este deporte, y más adelante nos arrepentiremos de aquella decisión tan mal tomada.

A mi modo de ver, siempre desde la óptica de un club pequeño o colegio, lo más importante a la hora de elegir a un portero es que este quiera ser portero. Esto puede parecer una nimiedad u obviedad, pero es básico. Todos los años, tengo un par de porteros que dejan de serlo, por que en su día un entrenador les obligó a serlo. La portería es un mundo aparte, es un puesto individual dentro de un deporte colectivo. Esta particularidad la tienen muy poquitos deportes, y eso nos hace más especiales si cabe. Por eso necesitamos que el portero quiera ser portero. Pero claro, hecha la ley hecha la trampa. Si el entrenador de turno considera que la portería es más un castigo que un privilegio, sólo "querrá" ser portero ese gordito descoordinado del que hablábamos antes. Por esto le hago especial hincapié a los entrenadores que lean esto, que piensen en la importancia de los porteros en el balonmano, y que animen a todos los chavales a serlo.

¿Quiere decir esto que tenemos que poner de portero al más coordinado y el que parezca que va a ser más alto? Bueno, esto sería lo ideal, pero en muchos casos ese portero no va a querer. La sociedad siempre busca a los triunfadores, que son los que mandan. En balonmano el objetivo es el gol, por lo que le gusta a los chavales es marcarlos, no pararlos. Además, un portero tiene una técnica especial, que hasta que no aprenden suelen tener pobres resultados, y qué narices, que los pelotazos duelen. Así que no es tan fácil. Esto se acentúa en femenino, donde si tienes una chica con esas cualidades, muy raro será que quiera ser portera. Muy, muy raro.

¿Cuantos porteros debo tener? Me alegra que me haga yo mismo esa pregunta. Yo recomiendo que en infantiles entrenen de porteros por cada año dos porteros. De este modo, si uno se pierde, nos quedará otro. No es necesario que los dos quieran ser porteros, basta con que uno lo sea, y el otro de un "apoyo". Todos los años entreno a chavales que se que no van a ser porteros, pero que me parece bien que tengan nociones de portería. Una vez pasada la edad infantil, lo bueno es que tengamos un portero por año, para que cada equipo tenga un portero de primer año y otro de segundo.

Para terminar, os voy a contar un caso práctico que me pasó ayer. En una reunión que tuvimos se me acercó una entrenadora (casualmente de esas que entrené un tiempo como portera, aunque no fuese a serlo) y me comentó sobre una de sus dos porteras. Que quería que dejara de ser portera, dado que era la mejor del equipo y la quería usar de jugadora. Por supuesto, esto es muy habitual, el quitar a la mejor de la portería para hacerla jugadora. Esto no siempre sale bien, que lo sepais. En el lado opuesto, otra entrenadora me dijo que una de sus jugadoras tiene que ser portera. La chica en cuestión no quiere ni atada, pero bueno, qué se le va a hacer.

Habreis visto que no hemos hablado de cuestiones antropomórficas, ni de psicología, ni de cuestiones por el estilo. Esas cosas las conocen los profesionales, los que trabajan para clubes grandes que reciben a porteros espigaditos con dotes innatas para el deporte. Pero para nosotros, para los que nutrimos a esa gente, el único precepto que nos vale para que alguien sea portero, es que quiera. Luego ya el tiempo pone a todos en su sitio, y al que no le gusta sale de la portería, y al que le gusta se queda de por vida bajo el larguero.

Besitos.

P.D: Yo era un portero bajito y gordito, que no hablaba con nadie, y que me pusieron en portería para que no molestase a los jugadores ;-)

3 comentarios:

elnano5 dijo...

simplemente genial, te estas convirtiendo en PRO

Ivano Franic dijo...

Gran post, si señor. No soy un asiduo del Blog, pero me ha gustado mucho.

Que gran verdad; de niños es muy difícil ver con claridad esos aspectos del deporte, más allá de la popularidad que te pueda dar este o aquel puesto. Y es que a esas edades... las prioridades son claras: Quedar bien.

Bueno, a seguir asi, eh?

Salu2!

Tito Chinchan dijo...

Buenas,

elnano5 vas a conseguir que me ruborice ;-)

Ivano Flanic, no se de qué me suenas, jajajaj, que crack eres.

Besitos.