¿Como se paran lanzamientos de 7 metros?

Buenas,

como lo prometido es deuda, vamos a ver tácticas y técnicas que se pueden emplear para detener un lanzamiento de 7 metros. Antes de nada, decir que penalty es de fútbol, que en balonmano se dice 7 metros, aunque nadie lo emplea. Realmente da igual, pero así os culturizo.

El lanzamiento de 7 metros es uno de los momentos más interesantes para un portero. Te encuentras sólo ante el peligro, con un lanzador que va a tirar sin más presión que la ambiental, nadie le está achuchando, no llega en carrera, nadie le desequilibra. Mientras, el portero tiene encima la responsabilidad de detener ese balón, y no tiene excusa. Es él contra el lanzador, y no debería haber nadie más. Luego la realidad es que tenemos al entrenador listillo que cree qué diciendonos en la banda donde va a lanzar, haciendo gestos epilépticos, la vamos a parar. De esto hablaremos más tarde.

Para empezar, tenemos que ver que antes que pite el árbitro, podemos movernos lo que nos de la gana. Podemos estar bajo el larguero, en cuatro metros, mirando al suelo, mirando al cielo, etc. Pero en el momento que el árbitro pita, tenemos que estar en posición de base, a la distancia que consideremos y con la máxima tensión posible.

¿Donde nos ponemos? Esto depende mucho del lanzador y de nosotros mismos. Yo les insisto mucho a los chavales que entrenando se pongan en 4 metros, que no importan las vaselinas, que no todo el mundo se atreve a tirarlas, y no todos saben meterlas. El portero tiene que buscar su posición más cómoda, donde él se vea con posibilidades. Yo recomiendo estar entre 2 y 3 metros, pero va en gustos. Por ejemplo, si veo que eso no funciona, puedo parar una debajo de la portería, con máxima tensión. O salirle a 4 metros a ver si se asusta. Incluso ver si el que tira es el típico tira piedras sin recursos, o es alguien que tira flojo y muy colocado, etc.

¿Cómo actúo? En un lanzamiento de 7 metros tengo que aguantar mucho, pero mucho mucho. No es habitual que el lanzador tire rápido, les suele gustar recrearse. Por eso debemos aguantar, mirar bien el brazo y tener máxima tensión. Hay que evitar gestos que nos dejen inestables, por ejemplo, ir abajo tirándonos al suelo o saltar. Recordad que en este puesto es el único en el que puede amagar dos y tres veces antes de lanzar. A mí me gusta utilizar los gestos que se usan en proximidad, manteniendo siempre un brazo arriba. Y no me gusta moverme de la zona central en el gesto.

¿Qué pasa si me meten gol? Pues no pasa nada, a fin de cuentas el lanzamiento de 7 metros es muy propicio para los lanzadores. Pero, ¿y si me han metido varios y no las paro? Ahí es donde tenemos que jugar con la distancia como antes dije, jugar con la psicología, mirar fijamente al lanzador, actúar antes, moverse mucho antes del lanzamiento, estar en la linea y cuando pite salir muy rápido, etc. Hay que buscar soluciones.

Luego cada portero tiene sus pequeñas manías o secretos. Por ejemplo, a mí me gustaba agarrarme de espaldas (como un cristo crucificado, para ser más gráfico) al larguero y dar un salto antes de salir. Luego me encantaba moverme mucho antes del lanzamiento, movimientos cortitos y rápidos, para ver si le despistaba. Otra cosa que me funcionaba era quedarme atras, con las manos sobre las rodillas y las piernas abiertas. Y claro, de esta guisa sólo podía caer al suelo. Pero era muy habitual o que la tirasen fuera o que la pillase. Son pequeños trucos. Por cierto, cuando yo era peque si me quedaba atrás el primer lanzamiento iba casi siempre a MI derecha abajo, y si lo paraba, el segundo a MI izquierda abajo. Y tiene su lógica, dado que si es diestro es su lanzamiento más fuerte. Y tirar arriba es arriesgado, sobretodo de peques.

Si resulta que eres el portero que sale sólo a los lanzamientos de 7 metros, sería interesante tomarnoslo con calma. No lleguemos corriendo a todo correr, es importante que por lo menos lleguemos a la portería y toquemos el larguero, para sentirnos cómodos, que estamos en nuestro entorno. Lo ideal es que podamos tocar el balón, pero no siempre se puede. Tengo que salir tranquilamente, que si entramos muy acelerados estamos perdidos. Y sabed que si no la paramos y siguen poniendonos, significa que el otro tampoco las pararía.

Para terminar el rollo este, decir a los entrenadores que por favor no "predigan" donde van a lanzar. Que cada uno haga su trabajo y ya está. Que una vez puede que tengas razón, pero el que está en la portería es el que tiene la responsabilidad, no les metamos más presión. Los adivinos, a ganar dinero a la tele en los programas de madrugada. Es mucho mejor animarle con un gesto de complicidad que aportar la idea de donde supones que van a lanzar.

Bueno, espero que esto os sirva para ser unos parapenaltis (es que para7metros resulta patético, je, je).

Besitos.

P.D: Anónima, te podrás quejar ;-)

1 comentario:

elnano dijo...

muy buenos consejos. en el equipo que estoy un colega entrena a las infantiles cadetes y juveniles, y cuando voy a ver los entrenos me pongo con las porteras, como voy poco y tampoco tienen muchas ganas de entrenamientos duros pues me dedico a enseñarles truquitos que a mi me servian. hace nada les enseñe lo que yo sabia de los 7 metros. lo primero a mi me encantaba golpear los palos (como vi que hizo kasper en el mundial) me daba seguridad, motivacion y a veces acojonaba al lanzador, lo segundo colocarme, yo me ponia donde ocupaba mas (soy bajito pero rapido) mas o menos en 3 metros y hacia mi derecha(un poco) ya que llego mucho mas rapido a mi izquierda. despues de eso me fijaba en el brazo del lanzador, en estas categorias no hay muchos superclases y normalmente si sabes jugar y te fijas en el brazo es mucho mas facil saber a donde tiran, este creo que es el punto mas importante, si has lanzado 1000 7 metros sabras lo que mas o menos se puede hacer dependiendo como pongas el brazo.en el ultimo partido de las niñas que vi hubo 5 7 metros de los cuales la portera paro 4, y realmente me emocionaba ver como mis trucos le sirvieron de algo