Entrenamiento Cadete Juvenil - 20070130

Buenas,

ayer hice algo que nunca hay que hacer, ir cabreado a un entrenamiento. ¿El motivo? Pues el partido de España contra Alemania, que me puso de muy mala leche. Total, que llegué tarde, como todos los chavales, y mosqueado, lo que quieras o no se transmite. Así que el entrenamiento fue una mierda, pero bueno, ¿qué se le va a hacer? La idea del día era seguir trabajando los gestos en proximidad, pero enfocandolos un poco hacia la velocidad de reacción y la intensidad en el trabajo. Lo último, fatal.

Cadetes y juveniles:
  • Los que han calentado con anterioridad, los más pequeños, saltan 100 pies juntos y 50 pies alternos. Los demás, calientan.
  • Estiramientos y levantamos las piernas para terminar el calentamiento.
  • Por trios, dos lanzan y uno para. Comenzamos pasando el balón a media altura, y el portero tiene que devolverlo con las piernas. La idea es hacerlo con mucha intensidad. Los lanzadores deben pasar alto, haciendo que el portero se exija.
  • Por trios, uno estorba, otro lanza y otro para. El lanzador a unos 5 metros del portero, el que estorba a 4 metros con los brazos levantados. El portero debe parar alternativamente a media altura los lanzamientos. De este modo trabajamos la velocidad de reacción, dado que no vé el balón hasta que está muy cerca. Hay que evitar que antes que el lanzador arme el brazo, ya esté el portero con la pierna levantada.
  • En portería, dos grupos de 3. Dos porteros, cuatro lanzadores. Los porteros se orientan hacia el lateral - extremo. Un lanzador frente a cada uno de los brazos del portero. Los dos grupos independientes. Lanzan alternativamente los lanzadores a gol. Con esto tratamos de mejorar su velocidad de reacción, y conseguir ese punto de agresividad.
  • Estiramos y comentamos el partido y los errores de los porteros en el Mundial.
Cadete "B":
  • El rato de observación en portería lo pasamos corregiendo errores de colocación, y motivando a la hora de lanzamientos de 7 metros. Ya les tengo convencidos de la importancia de salir ante los 7 metros, y de restarle gravedad a los goles de vaselina.
Cadete femenino, infantil femenino y juvenil femenino:
  • Mi portera infantil ha decidido que quiere ser jugadora, así sin más. Por lo que valoraciones sobre su actuación sobran.
  • La portera cadete sigue comentiendo los mismos errores, por mucho que se esfuerza. El problema mayor es la pasividad que tiene ante los lanzamientos, y la limitación de recursos, que usa muy poquitos de los que conoce.
  • La portera juvenil anda un poco a su rollo. No consigo que salga ante lanzamientos en proximidad, se va hacia atrás en los extremos y cosas así. Aun así dicen que es la mejor de Madrid.
Cadete masculino "A" y juvenil masculino:
  • El portero juvenil ha decidido que dado que viene a entrenar conmigo, el rato con el equipo cadete lo va a dedicar a entrenar de jugador, cosa que veo muy bien.
  • El portero cadete mayor sigue haciendo cosas muy raras cuando sale, como bajar las manos. El día que se quede sin nariz, me hará caso. Por lo demás, bastantes flojos los gestos, regular de actitud. Desde fuera si que las coge con solvencia.
  • El portero cadete pequeño se pierde en la portería por no tomar referencias. Bascula muy fuera, lo que provoca que nunca encuentre los palos y muchas veces pare a los extremos desde fuera de la portería. Sigue actuando hacia atrás en proximidad, aunque ya voy consiguiendo que entienda ciertos conceptos.
Y esto dió de sí un mal día.

Besitos.

2 comentarios:

Jorge dijo...

La portera juvenil no es la mejor de Madrid, no quiere ser la mejor de Madrid y no va a poder ser la Mejor de Madrid con esa actitud que tiene.

Pero bueno, con la edad del pavo y el equipo de macarras que tiene, no creo que puedas hacer mucho para cambiar eso. Ni tú ni sus entrenadores :p

Tito Chinchan dijo...

Buenas,

que gran cosa esto de tener dos lectores, je, je.

No estoy de acuerdo en que ella no pretenda ser la mejor de Madrid, o por lo menos antes lo pretendía. Que daño hace la edad del pavo, de verdad. Y es una pena, por que podría haber llegado a jugar hasta en la española, creo yo.

Lo malo aquí es que muchos entrenadores la han encumbrado y eso, ayudado a que su equipo no la obliga a exigirse, pues nos deja este panorama.

En fin, una pena, unos tienen aptitud pero no ganas, y otros ganas y no aptitud. A ver si sacamos alguno con ambas cosas.

Besitos.