Pido disculpas

Buenas,

pues eso, que pido disculpas por lo poco que escribo últimamente. Y es que me da una pereza horrible. Y no es que no tenga cosas que contar, simplemente que me cuesta decirlo. Además, si escribiese a diario, luego podría meter chascarrillos y cositas que me pasan entrenando (que siempre son deivertidas) Pero claro, si escribo poco y son tonterías, pues estamos apañados.

Bueno, que voy a intentar escribir más, a ver si esto de meterme yo conmigo mismo me anima. Por cierto, lo de la psicología del portero lo comencé a escribir, pero no se qué decir. El otro día se me echó a llorar una portera (no fué mi culpa ni en mi entrenamiento) y no sabía como hacer que volviera al entrenamiento. Eso es para los profesionales, aunque algo se podría escribir.

Besitos.

No hay comentarios: