Parando abajo

Buenas,

hoy vamos a ver como se para abajo, que es una coordinación algo complicada y que tiene que terminar siendo algo instintivo. Existen básicamente dos formas de hacerlo correctamente desde un punto técnico, aunque como siempre lo que importa es que las paren como sea. La primera forma es la más habitual, y la más sencilla dado que no requiere una flexibilidad tan grande como la otra. Os he hecho una pequeña animación para que se vea mejor:


La idea es partiendo de posición de base:
  • La pierna contraria a donde queremos ir es la que nos impulsa. Debe arrastrarse el pie y esa rodilla doblarse hasta tocar el suelo (con delicadeza, que no hay que hacerse daño).
  • La pierna que va a parar se mueve lo más cercana al suelo posible hacia el balón y NUNCA se levanta.
  • La mano que va a parar, baja directamente hasta más lejos que el pie, nunca por detrás de la pierna. El objetivo es llevar la mayor parte del cuerpo allí, así que no pueden estar solapadas.
  • La mano contraria a la que para se puede poner para cubrir el hueco entre las piernas o si se prefiere se deja "suelta" por si hay que rectificar.
  • El tronco, por supuesto, se dobla.
Este es el modo más sencillo y más rápido. Tiene como inconvenientes que debajo de la pierna puede ser gol y cosillas así, pero es por el que hay que empezar.

El segundo modo es más complejo y hay porteros que nunca lo consiguen hacer por falta de flexibilidad. La idea es que el portero termine en posición de paso de valla, con los brazos tratando de parar el balón.

Partiendo de posición de base:
  • La pierna contraria a la que va a parar nos impulsa levemente, dejandose caer hacia donde va el balón. Tiene que quedar en 90 grados con la otra pierna (posición de paso de valla).
  • La pierna que para se estira completamente, sin levantarse, quedando tocado completamente el suelo.
  • Los dos brazos van hacia el balón.
Yo prefiero enseñarles el primer modo, que es más sencillo. Cuando van creciendo se puede trabajar el otro, pero hay que tener mucha flexibilidad para hacerlo. Yo me rompí el abductor una vez por hacerlo sin calentar convenientemente.

Los errores más comunes que se dan es levantar la pierna que va a parar, por lo que se cuela por debajo del pie, o la de bajar los brazos antes de ir abajo. Hay que llevar los brazos directamente al balón, sin pasar por el centro del cuerpo.

Besitos.

No hay comentarios: