¿Donde ponerse?

Buenas,

como he dicho en el post anterior, tengo que escribir todos los días, aunque sea una tontería o un chascarrillo. Así que os cuento algo que le choca mucho a la gente, y es que cuando entreno con los chavales en portería me pongo en la linea, en todo el medio. Y allí me quedo dando indicaciones (salvo que peligre mi integridad física, claro). ¿Por qué me gusta estar ahí? Pues por varios motivos:
  • De este modo, el portero "ve" que tiene que estar entre el balón y yo, dado que represento el centro de la portería. Si me dan a mí, es que ha entrado por todo el medio.
  • Puedo dar indicaciones sin que nadie más me oiga.
  • Los jugadores no tiran al centro.
  • Puedo "mover" a los porteros. Suelo cogerles de los hombros o de la cintura (depende de lo grandes que sean) y moverles para que aprendan a situarse bien. Además, estando ahí se si el portero está bien colocado o no (no tengo que ver al lanzador si el portero mide más que yo).
  • No interfiero para nada en el entrenamiento de los jugadores.
  • Puedo sacar balones y evitar que se me lesionen los chavales.
  • Seguro que algo se me olvida ;-)
En el plano negativo hay poco que destacar. Hay entrenadores a los que no les gusta ver al gordo de los pelos largos metido en la portería. A algunos jugadores les corta de tirar donde quieren (aunque muchas veces es una virtud). Y como estás relajado, algún pelotazo me he llevado en partes denominadas "blandas" que si protección son demasiado "blandas", je, je.

Os recomiendo que probeis a meteros en la portería a corregir a los chavales.

No hay comentarios: