Entrenamiento Cadete Juvenil - 20061003

Buenas,

una de las cosas con las que debemos bregar los entrenadores, de porteros o no, es la pubertad de los chavales y chavalas. La de los chicos todavía pasa, dado que hacen el payaso más que de costumbre, pero pase. Pero con las chicas lo llevo mucho peor. En fin, habrá que quererlas, que dice el refrán (cuando se les pasa la pubertad las prefiero, que a los chicos nunca se nos termina de quitar el pavo, je, je). La cosa fué como sigue:

Cadete Masculino "B"
  • Sólo hacemos los ejercicios de moviendo los piés y moviendonos en posición de base de un modo ligero, más para afianzar conceptos, y asegurarme que calientan bien.
  • Se supone que las técnicas básicas las tienen más que dominadas (ja, ja, es un chiste). Así que estuvimos haciendo un poco de trabajo abajo con resistencia. Como preveía, fué bastante desastroso, dado que han perdido la poca flexibilidad que nunca tuvieron.
  • En consecuencia, supendemos el festival de los dolores y pasamos a estirar bien esos músculos.
  • La siguiente media hora como siempre, la dedicamos a corregir en portería los gestos más catastróficos tanto de los chicos, como de mi portera cadete, que cada día tiene más miedo. Sigue quedando mucho trabajo por hacer.
Cadete Masculino "A" y Juvenil Femenino.
  • Teóricamente ya habían calentado, les vi haciendo físico en la banda, así que pasamos directamente a un rato de comba que siempre viene bien.
  • Estos tienen bastante mejor la técnica de parada abajo, aunque ahora les ha dado por para como les da la gana. Tras echar unos sapos y tres o cuatro culebras, entraron en razón. No es que me importe nada que prueben otros gestos, es más les animo, pero lo que no consiento es que se escuden en eso para no hacer los antiguos. El caso es que los que hacían los hacían mal (no se impulsaban nada, se caían al suelo como peleles) . Bueno, al final hicimos los ejercicios de trabajo abajo con resistencia
  • Terminamos estirando, aunque muy poquito, dado que la sesión ha sido bastante intensa y se me ha escapado la media horita, igual que la semana pasada.
  • La siguiente media hora la dedico a corregir errores. Como novedad, vino el portero juvenil, con el que no tengo otra hora de entrenamiento.
Y este fué el día de parar abajo mezclado con la resistencia.

Besitos.

No hay comentarios: