El equipo de los porteros

Buenas,

que no estaba muerto, que estaba de parranda, ja, ja, ja, siempre quise utilizar esta frase. A ver, lo primero. Que no os abandono, simplemente que tengo un hijo, un trabajo, una mujer, una casa, otro trabajo, otro blog, otro blog (ya he dicho dos blog, ¿no?), una vida tras las teclas, etc. O sea, que actualiza más o menos cuando puedo. Agradecer a los que me animan y a los impacientes no les digo nada, pero que tranquis.

A lo que íbamos, el viernes pasado cogí al bebé y nos pasamos por la presentación oficial del club, para ya de paso presentar al pequeño. Como siempre el colectivo de porteros fuimos los más llamativos, con nuestros colorines bien brillantes. Pero me dió pena que no hubiese foto oficial de nosotros, de todos juntos. En fin, otro día será. Y esto me hizo recordar y pensar que los porteros a fin de cuentas somos un equipo distinto. Y el mejor equipo, dado que unimos chicos y chicas, de todas las edades. El resto de equipos son homogeneos, pero el de los porteros no.

Hace unos año haciamos incluso la cena de Navidad de los porteros (dejamos de hacerla por problemas de fechas, dado que hacerla en Noviembre parecía prematuro). Y estaba muy bien, siempre terminábamos en algún sitio jugando a lo que fuese y tomando unas cocacolas todos juntos, de distintas edades. ¿Y es que quién nos va a entender mejor que otros porteros? Pues nadie.

Así que os animo, a los que podais, a crear grupos de porteros, que entre ellos exista una fluida comunicación, que salgan juntos, que dialoguen, yo que se. Varios de mis porteros han terminado siendo pareja (o al menos lo han intentado). Joder, parezco el abuelo cebolleta, pero es que eso me gusta mucho.

Ale, ya sabeis, porteros balonmano club.

Besitos.

P.D: Voy a actualizar los entrenamientos según la fecha en que los hice, así que si quereis verlos tendreis que ver los días anteriores. Es que así llevó control de lo que hago y de lo que no.

No hay comentarios: