Posición de base

No hay nada más básico para un portero que la posición de base. Podriamos decir que un portero a la distancia adecuada, entre en el centro de la portería y el balón y en posición de base, tiene ya hecha media parada. Que la complete o no, ya es otra cosa.

El portero siempre tiene que tratar de ocupar cuanta más portería mejor, por eso veremos que la tendencia es a esto, siempre que ocupar más portería no conlleve restarle mucha movilidad al portero. Lamentablemente nos movemos en un espacio de 6 metros cuadrados y nuestros porteros no ocupan mucho del mismo.

Los porteros vivimos de puntillas, siempre que estamos en portería estamos así. Y por supuesto, la posición de base parte de puntillas. No como las bailarinas, ni mucho menos, sino con los talones ligeramente levantados del suelo. Esto nos permite bascular más facilmente y actúar con mayor rapidez. Además nos permite impulsarnos con mayor fuerza, cosa muy importante para los porteros que no llegan al larguero, y mantener el equilibrio.

Siempre tenemos que tener las rodillas ligeramente flexionadas, que nos permitirán una mayor movilidad. Nos impulsaremos, desplazaremos, etc. mucho mejor si las tenemos así que completamente rectas. Además nos será más sencillo mantener el equilibrio, dado que volcamos el peso del cuerpo sobre los cuádriceps y podremos controlarlo mucho mejor.

La posición de los brazos es siempre el punto que mayor controversia genera. Unos dicen que los brazos más levantados, otros que a la altura de los hombros, otros que abajo, etc. Muchos habreis visto que porteros de élite tienen los brazos casi delante de la cara, otros que los tienen abajo, etc. Son porteros de élite que miden dos por dos y que tienen unos reflejos que nos asustan. Nosotros tenemos porteros de base, que tienen que aprender bien ciertos conceptos. Por lo tanto, las manos siempre tienen que verlas los porteros. Tenemos que tener los brazos levantados de tal modo que nos permitan ver las manos. Además deben estar ligeramente hacia delante (lo que nos facilita que se vean las manos y evitan lesiones). Las manos no pueden estar muertas hacia abajo ni tensas hacia detrás. Siempre tienen que tener una ligera tensión siguiendo la linea del brazo (o sea, ligeramente hacia delante). De este modo evitamos lesiones (insisto) y facilitaremos que el portero puedo coger los lanzamientos con dos manos, o echarlos hacia abajo, etc (esto lo veremos más adelante).

El tronco debe estar lo más recto que nos permita el equilibrio. Si tenemos un portero bajito, que además dobla el cuerpo, tenemos un portero muy bajito que ocupará un espacio diminuto en los 6 metros cuadrados. Pero si está tieso como una vara, es posible que le cueste actúar y que cuando lo haga se caiga al suelo. Un portero no debe caerse al suelo después de cada lanzamiento, esto es un error, no muy grave, pero que hay que corregir.

Por último, estar de puntillas no significa ni que deban saltar (nunca se salta en posición de base) ni que estén en equilibrio. Simplemente tienen que estar de puntillas con una buena tensión. Esto último requiere una buena preparación física, la cual la veremos más adelante.

Resumiendo, la posición de base implica que el portero esté ligeramente de puntillas, con las rodillas un poco flexionadas, el tronco recto, los brazos levemente adelantados y las manos visibles siguiendo la línea que marca el brazo. Y si además conseguís que el portero no salte en esta posición ni que se caiga, tendremos una muy buena base para trabajar con él.

Algunos entrenadores profesionales de porteros dicen que los piés no deben estar rectos hacia el lanzador, sino en una posición más estilo "Charlot". Justifican esto dado que las posiciones de paradas son con los pies perpendiculares a la trayectoria del balón para ocupar más portería. Esto me parece, personalmente, una sutileza muy alejada de nuestro ámbito de trabajo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Tito, me parece una idea genial y un trabajo estupendo el que has empezado a realizar.

Llevo dos años entrenando porteros i porteras de base y estoy contigo en que falta el material bàsico de trabajo.

Ánimo, espero tus siguientes aportaciones.

Pere

Tito Chinchan dijo...

Buenas Pere,

espero que el blog esté a la altura de las espectativas, por mí que no quede.

Un saludo.

P.D: Para porteros de base no hay nada de nada.