Atrapa, al suelo, fuera o devuelvela ...

... pero que no sea gol ;-)

Buenas,

para ilustrar el tema del otro día, de las prioridades a la hora de parar, vamos a ver unos ejercicios indicativos. A partir de esto, las variaciones son infinitas y nos sirven para todas las edades:
  • Partiendo de posición de base, el entrenador hace pases incrementando la fuerza al pecho del jugador. El portero tratará de atrapar el balón, si no puede, al suelo, etc. Tened mucho cuidado con darle en la cara, dado que el ansia de coger el balón con dos manos puede hacerles olvidar el principio de evitar gol. Con este ejercicio podremos corregir además muy bien la posición de base de las manos y brazos.
  • Partiendo de posición de base por parejas, uno trabaja otro hace lo mismo que el entrenador en el caso anterior. La diferencia es que la calidad de lanzamiento es mucho peor, lo que obligará al portero a tirar al suelo muchas más veces el balón.
  • Partiendo de posición de base por parejas, los dos trabajan. Pases de pecho con la mayor fuerza posible y a una distancia de 3 - 4 metros. Fomentamos el atrape del balón.
Esto lo podemos complicar todo lo qué queramos, lanzando abajo, media altura, etc. Lo que es muy importante que echarla al suelo no tiene que hacer que el portero salga del plano. Es decir, que no lance las manos hacia delante en exceso, dado que puede ser contraproducente (si lo hace muy pronto le meten gol, y si lo hace tarde, lo mismo). Mejor aguantar la parada con una buena posición y en el momento que se va a impactar hacer un leve movimiento hacia abajo.

Besitos.

No hay comentarios: